Connect with us

PUERTO RICO

‘Tatito’ pide excusas tras declaraciones sobre salarios legislativos

Hoy el legislador insistió en que no quiso vincular la corrupción con la eliminación de incentivos económicos y destacó que en los pasados ocho años ningún legislador popular ha sido acusado de casos de corrupción en la delegación del PPD en la Cámara de Representantes

Por Miguel Díaz Román
Especial EyBoricua.com

El portavoz del Partido Popular Democrático (PPD), Rafael “Tatito” Hernández, rectificó y pidió excusas por sus desafortunadas expresiones en las que vinculó el caso de corrupción de la representante María Milagros Charbonier a la eliminación de incentivos económicos que se ofrecían a los legisladores.

“Nosostros fuimos los que aprobamos la legislación que eliminó los incentivos económicos, y creemos que el salario que reciben los legisladores es suficiente..si se malinterpretó lo que dije pido excusas”, sostuvo Hernández en la mañana de hoy en la estación de radio WKAQ.

No obstante, durante una entrevista ayer por la estación de Radio Isla 1320, el legislador indicó que “aunque la gente lo vea difícil, a los legisladores se les daba dieta y se les daba estipendio de transportación, mientras estuvo eso no hubo casos. Búsquenlo para el récord, aquí lo que hay que buscar es el resultado”.

Hoy el legislador insistió en que no quiso  vincular la corrupción con la eliminación de incentivos económicos y destacó que en los pasados ocho años ningún legislador popular ha sido acusado de casos de corrupción en la delegación del PPD en la Cámara de Representantes.

“Los populares no somo iguales a los penepés”, dijo Hernández, quien indicó que la delegación del Partido Nuevo Progresista en la Cámara ha enfrentado cuatro casos de legisladores con casos de corrupción relacionados con empleados fantasma y otras irregularidades.

Según el legislador, estos casos son el del ex representante Ramón Rodríguez Ruiz, quien fue destituido del cuerpo en medio de una investigación sobre irregularidades en su oficina, entre las que figuran los empleados fantasmas ; el caso del exrepresentante Samuel Pagán, quien renunció tras el inicio de una investigación sobre los contratos del legislador , y luego de que el Senado cancelara el contrato que tenía su esposa, Nancy Malavé Toro; el exrepresentante Guillermo Miranda, quien renunció tras despedir a una empleada de su oficina porque ella no compró una libreta de rifas de su campaña política y el caso de la aún representante Milagros Charbonier.

De las expresiones de Hernández en Radio Isla se desprende que durante el periodo en que los legisladores se les ofrecía algún tipo de incentive, no se daban casos como el de Charbonier, quien ahora enfrenta cargos por conspiración, robo de fondos federales, soborno, comisiones ilegales y fraude electrónico de sus servicios honestos.

“¿Cuántos casos estuvieron mientras se les dio algún tipo de incentivo a los legisladores?”, preguntó el representante popular en Radio Isla.

Ayer en la tarde y luego de su entrevista en Radio Isla, el representante emitió unas declaraciones escritas para aclarar lo que quiso decir, y enfatizó que “este servidor siempre ha estado en contra de aumentar beneficios en la Legislatura”.

“No le voy a permitir a nadie manchar mi reputación por los datos provistos en una emisora para fines de plantear los esquemas de corrupción de legisladores del PNP durante este cuatrienio. Mis posturas siempre han sido claras, y nadie ha sido mejor fiscalizador de la corrupción que este servidor. No hay nada que justifique que un servidor público le falle al país que le dio su confianza”, abundó.

Según la Ley 97 del 19 de junio de 1968, el salario mínimo de los miembros de la Legislatura asciende a $73,775 anuales. Los vicepresidentes de cada cuerpo legislativo reciben un salario de $84,841 cada uno y los presidentes legislativos cobran $110,663.

Los portavoces de todos los partidos políticos también cobran $84,841 cada uno y los presidentes de las Comisiones de Hacienda y de Gobierno del Senado y de la Cámara reciben un salario anual de $84,841 cada uno.

De acuerdo a la acusación, a principios de 2017, Charbonier infló el salario de su empleada Frances Acevedo Ceballos, también fue arrestada ayer por el FBI. De cada cheque inflado, Acevedo Ceballos acordó que se quedaría con una parte y le pagaría una comisión de entre $1,000 y $1,500 a Charbonier, su esposo Orlando Montes Rivera y su hijo, Orlando Gabriel Montes Charbonier.

De acuerdo con el jefe de la fiscalía federal, Stephen Muldrow, Charbonier infló el salario de Acevedo Ceballos, de $800 quincenales a $2,900. Esto ocurrió a inicios del 2017. Según Muldrow, para julio de 2020 Charbonier recibió más de $100,000 en fondos públicos ilegalmente como resultado del soborno acordado con Acevedo Ceballos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: