Contáctenos

PUERTO RICO

Líder comunitario dice que fue engañado por el asesino canadiense

Por Sandra D. Rodríguez Cotto
En Blanco y Negro

San Juan (8 de marzo de 2022) – “Yo tenía mis sospechas, pero él me engañó”.

De esa forma describe el líder comunitario Javier Valedón, al peligroso delincuente canadiense Conor Vincent D’Monte, a quien incluyó en su proyecto comunitario en una escuela en el barrio Cubuy de Canóvanas. La escuela se la había donado la alcaldesa, Lornna Soto, y todavía es la hora “que no hemos firmado los papeles” que formalizan la transacción.

Se trata de una de las cientos de escuelas que cerraron en todo Puerto Rico en el plan de la hoy convicta exsecretaria de Educación, Julia Keleher. La antigua escuela Manuel Agosto Lebrón fue cedida por la alcaldesa Soto a la organización comunitaria Id Shaliah y Karma Honey Project, según ella misma anunció el 22 de junio de 2021 en una red social, fotografiada con el Secretario de la Vivienda, William Rodríguez y el Director de AFAF, Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (Aafaf),Omar Marrero.

En la foto aparece Valedón porque Johnny Williams, como se hacía llamar D’Monte,  solía evitar las fotos y las redes sociales para que no lo identificaran. Asumió distintas identidades mientras estuvo 11 años huyendo por los crímenes que cometió en Canadá. Así llegó hasta aquí, a tener acceso directo a empresarios de Ley 22, comerciantes y a la plana mayor del gobierno. Desde alcaldes y legisladores hasta la misma Fortaleza llegó el criminal y le abrieron las puertas.

La alcaldesa de Canóvanas decía que donaba la escuela a la organización de Valedón y la que representaba D’Monte, la Karma Honey Proyect, entidad que supuestamente era para proteger a los apicultores puertorriqueños. Supuestamente ambas entidades apoyarían a personas de los barrios Lomas, Las 400, Palma Sola y Cubuy.

“Yo caí involucrado los tentáculos de Johnny, y no porque fuera mi amigo, sino que me dijo que venía a ayudarme en mi fundación comunitaria. Me consiguió juguetes para una repartición y en esta zona ese tipo de cosas son bien importantes”, dijo Valedón. “En este barrio vive más de un 60% de la población que son personas solas envejecientes en extrema pobreza, al igual que madres solteras”.

Valedón conocía de mercadeo y eventos porque anteriormente había sido empleado del boxeador Miguel Cotto. Pero cuenta que decidió hacer su organización para repartir alimentos entre personas necesitadas y ofrecer otros servicios a la comunidad. Cuando empezó la pandemia, decidió hacer una repartición de juguetes. Supo de D’Monte de “Johnny el de la motora” o “Johnny el americano”, por otro amigo al que no identificó.

“Hay muchas víctimas inocentes de Johnny Williams. Yo fui quien lo llevé al senador Javier Aponte Dalmau, a quién conozco hace muchos años. Él me dijo que quería que se pasara una ley para impedir que trajeran abejas de Estados Unidos a Puerto Rico y yo lo llevé al Capitolio, lo acompañé”, agregó.

El legislador popular dijo la semana pasada que había conocido a D’Monte, y que radicó la medida, pero luego la retiró porque había otras parecidas. No mencionó entonces a Valedón, pero éste último acepta que llegó el momento en que empezó a dudar de “Johnny”. Dijo que fue porque no había hecho nada por arreglar unos salones que le había cedido en la escuela, y que rompió unos equipos.

“Johnny nunca dio indicios de ser violento porque era bien pasivo, pero tuvimos algunos encontronazos porque yo le di unos salones de la escuela y no los ha terminado de arreglar. Después arrancó unos portones de reja que yo no lo había autorizado.  Yo también lo cogí diciéndome cositas que no había consistencia, pero se las dejaba pasar. Jámas me imaginé quien era”, dijo Valedón.

“Yo fui bien fuerte con él. Viendo ahora el tipo de persona que es, pienso que me pudo haber matado, porque yo fui bien fuerte con él”, sostuvo.

D’Monte fue arrestado por autoridades federales el 25 de febrero en Isla Verde. Horas antes, ese mismo día, Valedón lo había llamado para darle seguimiento por unos supuestos donativos que había prometido para la organización comunitaria.

Está acusado en Canadá de asesinato en primer grado y conspiración para cometer otros 12 asesinatos que ordenó ejecutar a miembros de su ganga. Su organización criminal, “Naciones Unidas”, traficaba millones en drogas y mantiene negocios desde Vancouver hasta Tailandia, Vietnam, Dubai, México y, presumiblemente, Puerto Rico. Se espera que entre hoy y mañana sea la vista para determinar su extradición hacia Canadá.

Continuar leyendo
Pulsar para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: