Contáctenos

Featured

Devastada la agricultura por el huracán Fiona 

Determinadas zonas agrícolas en el sur, en el centro y en sur oeste de la isla han quedado devastadas por el huracán.

Publicado

on

Por Miguel Díaz Román
Especial para EyBoricua.com

San Juan– Aunque es muy temprano para establecer un estimado de las pérdidas causadas por el huracán Fiona en la agricultura, se anticipa que determinadas zonas agrícolas en el sur, en el centro y en sur oeste de la isla han quedado devastadas por el efecto de los vientos y de las lluvias, es especial cultivos de plátanos, guineos, hortalizas, papayas y café.

Debido a la severidad de los vientos generados por Fiona existe la posibilidad de que cerca del 50 % de la cosecha de café, que se había estimado en hasta 50,000 quintales, se haya perdido por desprendimiento o por la rotura de los árboles.

El secretario de Agricultura, Ramón González Beiró, ya había estimado de manera preliminar en la tarde de ayer que las pérdidas serían multimillonarias y que los cultivos de plátanos, guineos y hortalizas en la zona sur habrían sufrido pérdidas y daños importantes que causarían escasez de estos frutos del país en el mercado.

El secretario agregó que las pérdidas en los cultivos de café eran cuantiosas, pero explicó que debido a que aún el clima no permite acceder a las fincas, el registro de las pérdidas tardará varios días.

De hecho, González Beiró dijo que “el 90 % de los cultivos de plátanos y guineos se perdió. Desde Yabucoa siguiendo por la montaña y la costa sur hasta Añasco, todos los reportes que no llegan, incluyendo la zona montañosa, son de pérdida”.

El secretario dijo que los cultivos de hortalizas afectados se podrían recuperar entre tres y cuatro meses, pero que los plátanos y guineos necesitan 12 meses para lograr la cosecha, por lo que no descartó autorizar la importación de ambos frutos para satisfacer el consumo local.

Indicó que se han registrado pérdidas importantes en los cultivos de papayas y señaló que una vaquería perdió hasta 150 cabezas de ganado de leche y que existe la posibilidad de la pérdida de ganado de carne.

Ayuda a los agricultores más allá del seguro

El secretario dijo que el Departamento de Agricultura estaría listo para ofrecer ayuda económica a los agricultores afectados cuyas pérdidas no fueran atendidas por la póliza de la Corporación de Seguros Agrícolas.

Esta póliza se activa con una declaración oficial de que la isla será afectada por un huracán, y su cubierta ofrece protección contra las pérdidas en la cosecha. También protege estructuras agrícolas, instalaciones hidropónicas, pollos parrilleros, ranchos de plantas ornamentales y las gallinas ponedoras de huevos. 

Ha trascendido que Fiona provocó graves daños a diversos cultivos en el valle de Lajas, incluyendo siembra de parchas, y daños totales en estructuras agrícolas para la siembra de tomates en Sabana Grande. 

Daños devastadores

“Aquí los daños han sido devastadores”, dijo el agricultor José Fabre, quien perdió toda una siembra de tomates en Sabana Grande.

No estaba claro en la tarde de hoy el efecto de Fiona en los cultivos del cáñamo en el pueblo de Santa Isabel, donde la empresa Caribbean Hemp Farms habría cultivado 206 cuerdas con cáñamo, una planta de la familia de cannabis, de la que se extrae aceite, fibra y otras sustancias que tienen múltiples usos industriales. 

“Es muy temprano para hacer estimados, pero sí puedo asegurar que las pérdidas van a ser millonarias”, dijo el ex secretario de Agricultura, Carlos Flores Ortega, quien enfrentó el pasado cuatrienio la devastación causada por el huracán María, que generó más de $2,000 millones de dólares en pérdidas, incluyendo la muerte de 5,000 vacas y la devastación total en los sectores de plátanos y café.

El exfuncionario dijo que los vientos de Fiona eran suficientemente fuertes como para desprender de los árboles el café maduro y causando “la pérdida de la mayoría de la cosecha en la montaña”.

Al suelo 50 % de la cosecha de café

“Estamos en septiembre, el pico de la cosecha es en octubre. Puede que se pierda un 50% por los vientos, pero el gran reto es que los recolectores de café aparezcan para recoger el otro 50% bajo estas condiciones. Hay que inspeccionar si los árboles sobrevivieron o se perdieron. Es muy complicado porque las fincas hay que limpiarlas, arreglar los derrumbes de los caminos, sacar árboles caídos, Además, si la gente ha tenido problemas con sus casas, dejan de trabajar para buscar asistencia del gobierno”, explicó Flores Ortega.

El ex secretario advirtió que el sector agrícola es tan frágil que los efectos de un huracán en categoría 1 o categoría 5 son muy similares. “Lo que varía es el daño a la infraestructura agrícola. Mientras más fuerte más se pierde en estructuras. Los vientos rompen estructuras, cercas, techos de almacenes y las inundaciones arruinan las cosechas casi en su totalidad”, señaló.

Por su parte, Germán Negrón Gonzáles, gerente general de Puerto Rico Coffee Roasters, indicó que aún no tenemos un detalle final de los daños. No obstante, el ejecutivo indicó que ha estado en comunicación con los caficultores, algunos de los cuales le han informado de importantes derrumbes y bloqueos que le han impedido llegar hasta sus fincas para contabilizar los daños.

“Los que han podido verlas, encuentran cafetales afectados, árboles acostados y “apilados” y café en el piso. Cada zona es única así que no tenemos un detalle final de daños”, indicó Negrón Gonzáles.

Pulsar para comentar

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Facebook

Síguenos en Twitter