Connect with us

PUERTO RICO

Advierten colapso de la industria lechera

El ex secretario hizo los señalamientos en el contexto de que se ha registrado una aparente escasez de leche fresca en determinados establecimientos comerciales en momentos cuando la ORIL está avalando casi semanalmente el decomiso de leche como resultado del exceso de producción.

Por Miguel Díaz Román
Especial para EyBoricua.com

San Juan (14de diciembre de 2021) – La industria lechera, el principal sector agrícola del país, se encuentra al borde del colapso como resultado de las políticas públicas equivocadas establecidas por la Oficina para la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL), lo que ha promovido una alta producción de leche en momentos cuando existe una baja considerable en el consumo y mientras cada vez son más frecuentes los decomisos del producto, denunció el ex secretario de Agricultura, Carlos Flores Ortega.

El ex secretario hizo los señalamientos en el contexto de que se ha registrado una aparente escasez de leche fresca en determinados establecimientos comerciales en momentos cuando la ORIL está avalando casi semanalmente el decomiso de leche como resultado del exceso de producción.

 El representante Jorge Alfredo Rivera Segarra, presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara, informó que investigará la aparente escasez de leche fresca y los decomisos ordenados por la ORIL, que podrían ascender a cerca de 700,000 cuartillos en los pasados meses.

Flores Ortega dijo que la aparente escasez de leche fresca en el mercado es el resultado de la falta de sincronía entre la producción, la elaboración de las plantas procesadoras y las ventas en el mercado.

“Hay tanta producción que no se sabe qué hacer con esa leche. Las empresas apagan sus plantas porque no reciben leche, pero no se pueden apagar las vacas, que siguen produciendo leche”, dijo el ex secretario.

Flores Ortega dijo que la ORIL ha avalado una incomprensible exportación de los excedentes de leche a la República Dominicana, mientras el organismo regulador ha negado a las plantas procesadoras Suiza Dairy y Tres Monjitas, acceso a esos excedentes para elaborar determinados productos dirigidos al mercado de exportación.

De hecho, el ex secretario sostuvo que Suiza Dairy construyó una nueva planta procesadora en el pueblo de Aguadilla, la cual no ha podido operar a capacidad porque la ORIL le negó acceso a los excedentes de leche.

El ex secretario de Agricultura, Fernando Toledo, quien es asesor del sector de leche de la Asociación de Agricultura, ha sostenido que la plantas Suiza Dairy y Tres Monjitas cierran sus plantas los jueves, lo que causa un “taponamiento” de leche en la planta Indulac. Toledo también indicó que la planta de Aguadilla de Suiza Dairy “es ineficiente”.

Pero Flores Ortega sostuvo que la conversión de la planta Indulac de una “planta de balance” a una planta comercial, abona a la falta de sincronía.

“Indulac era responsable de manejar los excedentes y ahora opera como otra planta comercial. Están exportando leche de excedente a la República Dominicana con el visto bueno de la ORIL. Tienen un negocio con eso mientras aquí la ORIL le niega los excedentes a las plantas Suiza Dairy y Tres Monjitas”, denunció Flores Ortega.

Para agravar el panorama de la industria, el ex secretario sostuvo que el sector de los ganaderos enfrenta un grave deterioro porque enfrentan cuantiosas pérdidas por los altos costos de producción, mientras la mayoría de las ganaderías están atestadas de deudas, lo que limita su acceso al financiamiento.

“Estamos en el peor momento de la industria lechera en su historia”, dijo Flores Ortega.  

Sostuvo que el sector ganadero no tiene seguridad de que su producción de leche cruda será absorbida por las plantas procesadoras, debido a que el mercado de consumo de leche fresca padece una gran incertidumbre y una agresiva competencia de numerosos productos de origen vegetal como, por ejemplo, la leche de almendra, de soya y determinados productos nutritivos que se mercadean como leche.

Incluso, el ex secretario dijo que las tarifas de pago por la leche cruda a los ganaderos establecidas por la ORIL, promueven el exceso de producción y la generación de excedentes. Agregó que esas tarifas surgen por la incomprensión del mercado de leche de parte de los directivos de la ORIL durante el pasado y el presente cuatrienio.

“En el 2019 establecí unas tarifas diferenciadas según el uso que se le iba a dar a la leche. Si la leche se usaba para hacer leche fresca, se pagaba una tarifa por cada cuartillo y se pagaba menos si se usaba, por ejemplo, para queso o para mantecado. El propósito era causar una autorregulación en el sector productor, con el fin de que la producción de leche estuviera más ajustada al consumo”, dijo Flores Ortega.

Explicó que el ex director de la ORIL el pasado cuatrienio, Jorge Campos Merced, quien actualmente es el subsecretario del Departamento de Agricultura, revirtió la orden que emitió Flores Ortega.

“Campos Merced produjo una nueva directriz que establece dos tarifas, que garantizaban el pago de 86 centavos por cuartillo para leche fresca y 70 centavos para otros usos. Esas tarifas debieron ser temporeras. Funcionaron bien después del huracán María porque estimuló la producción en un periodo de emergencia. Pero se han dejado y ahora se ha visto que promueven el exceso de producción y los excedentes de leche”, dijo Flores Ortega.

El ex secretario dijo que la acción de Campos Merced fue un acto de insurrección, porque el director de la ORIL es una posición subalterna del secretario de Agricultura. Agregó que exigió en la Fortaleza el despido de Campos Merced, pero ni el ex gobernador Ricardo Rosselló ni la ex gobernadora Wanda Vázquez Garced respaldaron su posición.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: