Connect with us

AMBIENTE

St. Kitts levanta el mayor proyecto de energía solar del Caribe

Los cálculos estiman que el proyecto reduzca el consumo de diesel hasta un 35%

Fotografía cedida hoy por la compañia de energía Leclanché que muestra a su vicepresidente ejecutivo, Bryan Urban (d), junto al primer ministro de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris (2-i); el ministro de Infraestructura Pública, Shawn K. Richards (2-d), y el gerente general de la empresa estatal St Kitts Electric Company (SKELEC), Clement J. Williams (i), mientras dan las primeras palas para marcar el inicio del trabajo para construir la planta de almacenamiento y producción de energía en San Cristóbal (San Cristóbal y Nieves). EFE

San Juan, 21 dic (EFE News) – El pequeño territorio de San Cristóbal y Nieves levantará el mayor proyecto de todo el Caribe de generación de energía solar, una iniciativa de envergadura que busca reducir la contaminación provocada por los combustibles fósiles y garantizar una seguridad energética para las próximas décadas.

El Gobierno de San Cristóbal y Nieves, la empresa estatal St Kitts Electric Company (SKELEC) y la compañía Leclanché -con sede en Suiza- construirán el mayor sistema de generación y almacenamiento de energía solar de la región, que proporcionará más del 30 % de la energía requerida por ese pequeño país durante los próximos 25 años y reducirá las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

El vicepresidente ejecutivo de Leclanché, Bryan Urban, señaló hoy a Efe que el objetivo de la iniciativa es crear un modelo de producción y almacenamiento de energía solar que genere beneficios económicos y ambientales a largo plazo tanto para la empresa de servicios públicos del país como para sus ciudadanos.

El proyecto significará la puesta en marcha de un sistema de almacenamiento de energía solar y de batería de iones de litio integrado, que reducirá las emisiones de CO2 en más de 740.000 toneladas en un periodo de 20 años.

“Proporcionará energía renovable mediante la utilización de fuente solar fotovoltaica y almacenamiento de baterías de iones de litio, que está controlado por el software avanzado del sistema de gestión de energía de Leclanché”, precisó el directivo.

UN COSTO DE $70 MILLONES 

Dijo que las obras del proyecto tendrá un coste estimado de $70 millones a cargo de Leclanché, una compañía especializada en el sector energético.

Destacó además el papel de Grupotec, empresa española que es el principal subcontratista del proyecto con la responsabilidad específica de la construcción del sistema fotovoltaico solar.

“El Gobierno de San Cristóbal y Nieves es bastante progresista y tiene metas enfocadas en la energía limpia en su país. Actualmente, depende del combustible diesel que se quema en los generadores para producir toda la electricidad del país”, indicó.

Leclanché es la responsable en el proyecto de la ingeniería y construcción, por medio de la puesta en marcha de una solución de batería de almacenamiento de energía junto a Grupotec.

Leclanché operará la instalación a través de su filial SOLEC Power junto con la empresa Solrid.

UN PERIODO DE CONSTRUCCIÓN DE 18 MESES 

La construcción y la puesta en marcha del proyecto se prolongará por un periodo previsto de 18 meses.

El proyecto consiste en un sistema de energía a través de paneles fotovoltaicos integrado de 35.7 mw (campo solar) y un sistema de almacenamiento de energía de baterías de iones de litio que emplea el sistema de gestión de energía de Leclanché.

Una vez completado, el proyecto de San Cristóbal será el sistema de generación y almacenamiento de energía solar más grande del Caribe.

El sistema se prevé que genere en su primer año de funcionamiento alrededor de 61,300 Mw/h de electricidad, lo que se traducirá en una reducción de 41,500 toneladas de emisiones de CO2 la aire.

El primer ministro de San Cristóbal y Nieves, Timothy Harris, dijo sobre el proyecto que marcará un hito para toda la región del Caribe.

UN PROYECTO VISIONARIO 

El proyecto se construye en el Valle de Basseterre de la isla de San Cristóbal, en un terreno de una superficie de 41 hectáreas propiedad del gobierno adyacente a la actual central eléctrica SKELEC y junto a la capital.

Los terrenos, que antiguamente se utilizaban para la producción de caña de azúcar, fueron cedidos a Leclanché por el Gobierno de San Cristóbal y Nieves por un periodo de 20 años.

SKELEC colaboró con Leclanché en el desarrollo de un sistema de producción y almacenamiento de energía, según dijo Shawn Richards, viceprimer ministro de Infraestructura Pública, Correos y Desarrollo urbano.

ESTABILIDAD DE PRECIOS 

Richards destacó que los residentes de San Cristóbal disfrutarán de la estabilidad de los precios de la energía durante una generación y gozarán de un aire más limpio.

La energía limpia producida a partir del proyecto de generación solar se venderá a SKELEC en virtud de un acuerdo de compra de energía de 20 años a tarifa plana durante todo ese período.

Actualmente, buques cisterna entregan combustible diesel a San Cristóbal y Nieves, que se quema en generadores para producir electricidad, un proceso altamente contaminante.

Los cálculos estiman que el proyecto reduzca el consumo de diesel hasta un 35%.

El proyecto permitirá que parte de la electricidad generada por paneles fotovoltaicos abastezca la demanda eléctrica y cargue el sistema de almacenamiento de baterías a gran escala para satisfacer la demanda de la isla durante la noche.

Las baterías se instalarán en 14 recintos diseñados a medida cerca de la central eléctrica principal de SKELEC y junto al campo de energía solar.

Una vez terminado en la primera mitad de 2022, el sistema de generación y almacenamiento de energía solar reemplazará más de 18 millones de litros de diesel por año.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: