Contáctenos

ENTRENIMIENTO

Wilda Rodríguez está “Hasta las tetas”

La veterana periodista y autora revive la parodia política con un irreverente espectáculo

Publicado

on

Wilda Rodríguez, durante un ensayo de Hasta las tetas. (Facebook)

Por Sandra D. Rodríguez Cotto

Especial para EyBoricua

San Juan, 29 de agosto – A veces la risa comunica más que la seriedad. Por eso, una buena parodia política es mil veces mejor que una noticia aburrida. Pero no todo el mundo puede hacer buenas parodias. Requiere inteligencia, mordacidad y más que nada, una buena dosis de educación. Tiene que haber un trasfondo en quien lo escribe, porque la sátira política en sí es un género que obliga a tener una profundidad y una inteligencia que pocos tienen. Cualquiera puede burlarse de otra persona, o escribir chistes bobos para hacer reír, pero una buena parodia usa la risa para poner al público a reflexionar sobre su realidad. En ese sentido, es subversiva, porque altera la norma y te pone a pensar.

Esta es la dosis perfecta que trae la nueva propuesta de la veterana periodista y autora Wilda Rodríguez, con su nuevo espectáculo de sátira política “Hasta las tetas”. Subirá a escena este jueves, 1 y el domingo, 4 de septiembre en el Moneró Café Teatro & Bar, en el Centro de Bellas Artes de Caguas.

“Es que estamos hasta las tetas con todo lo que nos ha pasado”, dijo la autora, con su acostumbrado humor picante.

Conversando con Wilda, a quien se le conoce como la decana del periodismo puertorriqueño por su vasta experiencia, coincidía en que la sátira es subversiva. Nos obliga a abrir los ojos, sacudirnos del moho y despertar del marasmo colectivo que a veces nos arropa como pueblo.

“Decidí hacer una parodia política para celebrar la magnífica vida que tengo. Después de varios sustos, uno tú sabes, que fue el cáncer de seno, y lo superé. Y después vino el Covid que me dio más duro, y también lo superé. Venimos de muchas tribulaciones como el huracán María, los terremotos del 2020 y la pandemia, entonces me dije ‘esto hay que celebrarlo de alguna manera’ y por eso escribí esta pieza. Es una celebración que tengo que admitir, contrasta con la amargura y con el malestar que hay en este país. Por eso hice una parodia política musical”, narró.

Las protestas, el arresto de Wanda Vázquez, los populares, el Super PAC de Pierluisi y hasta los apagones de LUMA no pueden faltar en el repertorio de este espectáculo-musical con parodia “gorda” sobre la actualidad y la clase política puertorriqueña, donde abordará el estado de ánimo de la población boricua ante las actuaciones de los políticos del país. El público podrá interpretar los números porque se repartirá un cancionero. 

“A este pueblo le encanta cantar, y por eso hicimos un cancionero para que se unan en las canciones y sean parte de esto”, dijo Rodríguez, quien precisamente celebrará su cumpleaños en la primera función. Ese día, el 1 de septiembre, cumple 76 años. 

Para el espectáculo cuenta con un grupo de extraordinarios músicos ponceños, como ella. “Ponce estará en la casa”, dijo.  Subirá al escenario con Modesto Delgado en el piano y la guitarra, José “Pucho” Ruiz en la trompeta, Erick Pérez en la percusión, y Jonathan García en el bajo y la guitarra.

No es la primera vez que Wilda hace un espectáculo musical o una parodia, ya que viene presentándolos o escribiendo los libretos para otros artistas desde la década del 1970.  Quien la llevó de la mano a este género fue, si no el principal, uno de los más grandes escritores de parodia en la historia de Puerto Rico, el periodista Eddie López, quien creó “Los efectos de los Rayos Gamma” a finales de los 60 junto a Horacio Olivo, Silverio Pérez y Jacobo Morales. Wilda incluso colaboró en las parodias de Los Rayos Gamma en Nueva York.

Wilda siguió sus recomendaciones y desde los 70, cuando estaba asignada a cubrir La Fortaleza, ya escribía parodias. Eso la llevó a escribir los libretos para espectáculos de la primerísima comediante puertorriqueña, la fenecida Awilda Carbia. Más recientemente, también le ha escrito a la comediante Lizmarie Quintana. 

Quizás el espectáculo que más se recuerda de su larga trayectoria es la pieza teatral “Congreso N.P.I. (Ni puta idea)”, un vodevil sobre el activismo político de un grupo de prostitutas, que fue un éxito de taquilla en el desaparecido Pier 10. Esto fue hace 23 años, para el 1999. 

“También escribí libretos para Yolandita Monje y otros artistas del patio”, recordó. Su parodia musical Rayos y Centellas (2011) llenó a capacidad la Sala de Festivales del Centro de Bellas Artes de Santurce; el Club Tropicoro del Hotel San Juan, el Teatro La Perla de Ponce y el Teatro Yagüez de Mayagüez.

Wilda también ha publicado varias novelas, ensayos y libros de recetas, ya que es conocida como una gran chef. Por años tuvo junto a Graciela Rodríguez el restaurante La Casa de las Tías en Ponce.

Pero quizás su faceta más conocida es como periodista, donde goza de una trayectoria impecable y una larga historia en defensa de la democracia, del derecho del pueblo a estar informado, y del periodismo. Presidió la Asociación de Periodistas de Puerto Rico, fue Jefa de Información de El Nuevo Día, y directora de noticias de Radio WADO en Nueva York, entre otros. Se le distingue como analista, columnista y estratega en comunicación política.  En la actualidad mantiene un análisis político radial los lunes en WPAB de Ponce y una sección semanal – La escuelita de Wilda – en el programa La Movida por Mega TV.

“La sátira como género literario siempre usa la ironía, pero más que provocar risa, es para reflexionar”, dijo.

Más que una protesta llana, la sátira política de Wilda Rodríguez siempre es una propuesta que mueve a la vez que entretiene. Se protesta la realidad, pero deja en el espectador el deseo de seguir viendo, oyendo la buena música y participando de esa búsqueda eterna de solucionar el país.
Los boletos están disponibles en Ticketera.

Pulsar para comentar

Dejar comentario

Your email address will not be published.

Facebook

Síguenos en Twitter