Contáctenos

OPINIÓN

Los huesos rotos

EN BLANCO Y NEGRO

Sandra D.
Rodríguez Cotto

PERIODISTA
Lo que nos espera esta semana será duro y el pueblo tiene que unirse. Hay que empezar a entender que la diversidad y la divergencias son valores que nos fortalecen como pueblo.

Así como una persona no puede vivir de pie con los huesos rotos, un país no se sostiene con todos los sectores destruyéndose entre sí. No hay manera de ponerse de pie así y eso, por desgracia, es lo que pasa en Puerto Rico. 

Si no enmendamos y nos unimos para arreglar esto, vamos directos a convertirnos en lo que viven nuestros vecinos en el Caribe como Haití y la República Dominicana. La politiquería y la corrupción han llevado a esas naciones a una abismal desigualdad social, con unos pocos bien ricos y la inmensa mayoría en una pobreza extrema de la que sólo se sale huyendo. Con la emigración masiva. 

La desesperanza es tal, que la gente prefiere montarse en una yola y arriesgar su vida, sólo para salir de su país. Lo vemos en la embarcación que zozobró hace unos días cerca de la isla de Desecheo. Aquí no estamos tan lejos. La gente se monta en un avión rumbo a Orlando o a Texas porque no pueden más. Es que la corrupción en Puerto Rico borra oportunidades, nos asfixia y nos hunde. 

Para muestra un botón. Si se pensaba que esta semana que terminó fue terrible, con los asqueantes escándalos de la corrupción electoral en el Partido Nuevo Progresista (PNP), esperen a lo que viene a partir del lunes. Esto está feo para todos por igual, sin importar el partido político en el que milite.

Estamos ante una acusación criminal contra la exgobernadora no electa Wanda Vázquez, y un escándalo bastante parecido que toca al incumbente, Pedro Pierluisi. Ambos políticos están hasta el cuello con imputaciones de haber violado leyes políticas en los financiamientos de la campaña electoral. Las querellas que se pusieron el uno al otro, dieron paso a las investigaciones que los hunden hoy a los dos. Esta semana será crítica. 

Los abogados de Vázquez ya advirtieron que esperan una acusación federal. Mientras que el amigo íntimo de Pierluisi, Joseph Fuentes, levantó las manos y admitió culpabilidad por esconder quién dio dinero para el Super Pac “Salvemos a Puerto Rico”. Ahí están mezclados gente bien cercana al gobernador, empezando por el poderoso cabildero que es nada menos que su cuñado, Andy Guillemard. Por eso la primera dama y hermana de Pierluisi, Caridad, patinó ante la opinión pública en estos días. Primero dijo que, como presidenta del comité de campaña de su hermano, sabía todo. Horas más tarde, emitió un comunicado diciendo que sabía todo menos del Super Pac. 

Cuando el domingo pasado cuestionamos en este mismo espacio si el PNP era empresa criminal continua ante un R.I.C.O. Act, no se anticipaba lo que venía. El gobierno de Pedro Pierlusi lleva 51 arrestos de alcaldes y legisladores en 15 meses comparados a 54 arrestos en 4 años bajo Pedro Rosselló González. 

Faltan muchos más arrestos PNP en estas próximas semanas y eso no incluye la acusación a Vázquez ni el caso con el Super Pac. Cuando salga esta semana quienes son las personas 1, 2 y 3 de ese caso, el cáncer que corroe al PNP habrá hecho metástasis. 

Pero los populares tampoco están lejos de esa realidad que vive el PNP. 

A finales de abril en este mismo espacio enumeramos 15 problemas que enfrenta el Partido Popular Democrático que está en intensivo, matándose entre sí. Líos en Mayagüez, esquemas en Salinas, Guayama, insultos en Arecibo, un alcalde desaparecido en Trujillo Alto y hasta el propio presidente de la colectividad, José Luis Dalmau llamando “asesinas” a las mujeres en el contexto de la discusión por el aborto.

Es obvio que el PPD está al borde del precipicio y ya mismo muere. Hay quien dice que murió hace tiempo, pero no lo acepta. Ni el PNP ni el PPD han aprendido la lección de que las luchas internas provocan la muerte de todos. No miran para el lado. 

Si un sector político lleva más de un siglo peleándose entre sí en Puerto Rico, es el independentista. Fomentados por egos de muchos de sus líderes, las peleas porque no se ponían de acuerdo en los métodos de lucha por la independencia, y azuzado por la represión del gobierno de los Estados Unidos con sus cómplices en los gobiernos estatales, principalmente populares, la historia está ahí.

.;Elppectoralmente el independentismo no superaba el 2% por décadas por esas razones. Ah, pero la cosa está cambiando. Y rápido. Desde que apareció Rogelio Figueroa, y luego el MUS, entre otros grupos vinieron trabajando para hablarle a los desafectos, la gente se organizó.

Buscan otras opciones.

El resultado más obvio fueron las pasadas elecciones con el Partido Independentista sacando casi un 14% de los votos, el Movimiento Victoria Ciudadana otro 15%, y si a eso se unen los independientes y hasta el Proyecto Dignidad, se sabe que todos tienen más del 60% del apoyo electoral. Recordemos que Pierluisi ganó con cerca del 32%. Los independentistas saben que tienen que dejar a un lado las mezquindades y unirse, buscar la convergencia.

Ese fue el llamado que hizo Rubén Berríos en su discurso en el Festival de Claridad, como reseñamos en este espacio el 1ro de mayo cuando pidió “acciones concertadas” para las elecciones del 2024.  Por eso fue que esta misma semana Rafael Bernabe, el MVC clamó por esa unidad. Le tendió una rama de olivo a los del PIP y a los independientes, incluyendo a Eliezer Molina. Días antes, el senador independiente José Vargas Vidot, el exrepresentante PPD y ahora independiente Luis Raúl Torres, el secretario general del PIP, Juan Dalmau Ramírez y el Coordinador General del MVC, Manuel Natal expusieron que las vacantes de los alcaldes deben llenarse mediante elecciones abiertas.

Esto puso a temblar a muchos líderes en las filas del PNP y de PPD, y así nos lo expresaron. Saben que, si se unen, los desbancan. Como periodista, me han tocado cubrir de cerca todos los procesos electorales y primarias, así como los candidatos a la gobernación de los últimos 30 años. Específicamente desde las elecciones del 1992 hasta las más recientes del 2020, y observo.

Esta es la primera vez en mi vida que veo que otros escenarios políticos se están gestando ante nuestros ojos. Las terribles noticias que hemos estado cubriendo periodísticamente los últimos dos meses y lo que viene esta semana, nos tiene que poner a reflexionar como pueblo sobre qué nos conviene y qué hay que hacer para limpiar el sistema de tanta podredumbre. En ese proceso no puede haber espacio para mezquindades. Todos tienen que soltar algo para llegar a acuerdos. Muchas veces me pregunto si estos casos de corrupción que cubrimos noticiosamente son el resultado de un diseño tácito del gobierno de los Estados Unidos.

Después de todo, desde los años 30 y a lo largo del siglo pasado los americanos con sus aliados locales persiguieron al independentismo y borraron al nacionalismo como opciones políticas. ¿Estarán haciendo lo mismo con los estadistas y con los estadolibristas? ¿Es persecución a los PNP y PPD, o es que es tan descarada la corrupción y el pillaje que ya no pueden ocultarla y por eso los persiguen? Sea como sea, hay que ser pragmático.

El estatus político no va a cambiar de inmediato si uno mira cómo actúan desde Washington. Mientras tanto, estamos todos aquí, metidos en esta jaula sin poder salir, dándonos palos entre nosotros mismos. Divide y conquistarás, dice la máxima.

Por eso es momento de unirse por encima de creencias y de partidos. 

Si el cuerpo está roto, la única forma única manera de ponerte de pie es apoyándote de otro que está igual que tú. Pero para lograr eso hay que espulgar y limpiar primero. Hay que sacar las sabandijas que le roban el dinero el pueblo. 

Ya hemos visto lo que el pueblo unido logra cosas. El ejemplo más reciente fue en el Verano del 2019, donde no importaban las generaciones, los colores ni las ideologías. Hay que empezar a entender que la diversidad y la divergencias son valores que nos fortalecen como pueblo. Los huesos rotos se arreglan uniéndolos, y con calma.

Continuar leyendo
1 Comentario

1 Comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: