Contáctenos

OPINIÓN

Acciones concertadas

EN BLANCO Y NEGRO

Sandra D.
Rodríguez Cotto

PERIODISTA
Rubén Berríos Martínez hace un llamado a la unidad para lograr el poder político de los independentistas.

Acciones concertadas. Eso fue lo que pidió anoche el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño, Rubén Berríos Martínez para obtener el poder político en las elecciones del 2024.  Y tiene razón en que es posible. El momentum lo tienen los independentistas.

En realidad lo tiene el pueblo que está cansado de lo mismo. Cansado de ver que los líderes del Partido Nuevo Progresista y los del Partido Popular Democrático, son, en esencia, iguales. Prometen y prometen, pero sólo cumplen con los que le aportan a sus campañas.

Cada día hay más pobreza, más mantengo, y más precariedad para el pueblo, mientras unos pocos se hacen ricos, muchos destruyen el ambiente y los americanos se quedan con las tierras. La gente está harta, porque es difícil sobrevivir en Puerto Rico.

Anoche Rubén Berríos Martínez dio un discurso coherente, preciso y sin errores históricos, en el que fue hilvanado la trayectoria del independentismo en Puerto Rico desde la invasión norteamericana en el 1898 hasta ahora. Fue, en esencia,  una lección magistral de un aspecto de la historia de Puerto Rico del que casi no se habla en la opinión pública, y es cómo los independentistas ven el país. No hay políticos en ningún partido ahora mismo con la capacidad de hablar con la claridad y con la honestidad intelectual como hizo Berríos Martínez anoche.

El escenario fue único.  Después de dos años de encierro por la pandemia, la lluvia no impidió que miles de personas abarrotaran los predios del Estadio Hiram Bithorn a compartir en el 47 Festival de Claridad. Ahí,  bajo la llovizna, se sentaron a escuchar a Berríos Martínez, a quien se le dedicó el festival.

Fue pragmático, porque se da en el contexto de que ya las tres ramas del gobierno de los Estados Unidos han dicho que Puerto Rico es una colonia. Y todos saben que ese estatus impide progreso.

Berrios Martínez tiene razón.
El hartazgo con el bipartidismo  que gobierna para hacerse ricos o acomodar a los suyos, crece cada día más.
El desgaste  con las promesas de mejorar la calidad de vida de los puertorriqueños, que se resume en conseguir más fondos para el mantengo sin solucionar la desigualdad, también.

Y falta la inspiración. ¿Qué inspira Pedro Pierluisi y Jennifer González o José Luis Dalmau y Tatito Hernández?

¿El alcalde de Arecibo tirando al medio a Narmito por su supuesta propiedad en Las Mareas, y entonces, el legislador llamarlo bolitero, a quien inspira? Oír al alcalde de San Juan o a varios legisladores defender el regalo de  bitumul de una empresa para embrear calles, y jurar y perjurar que no los premiaron con contratos, ¿mueve votos? Obvio que no.

Son esas cosas a las que se refería Berríos Martínez con que es el momento para algo distinto.  Recordó que todos los sectores de los partidos alternativos obtuvieron juntos sobre el 60% de los votos en el  2020. El PNP y el PPD no alcanzaron más de 35% cada uno.

Recordó que el candidato del PIP,  Juan Dalmau,  sacó el 14% de los votos para la gobernación a nivel de todo Puerto Rico. Pero en pueblos como Guaynabo, Bayamón, San Juan y otros en la zona metropolitana, obtuvo el 20% de los votos, y entre los electores jóvenes un 25% de los votos.

Berríos  Martínez también dijo que los adversarios políticos de los independentistas no son los populares o los estadistas sino el alto liderato de ambos partidos PPD y PNP.

También habló de que la gente quiere un líder con un historial intachable. Alguien que trabaje porque  es el momento de empujar la descolonización ya que “en los Estados Unidos la puerta está abierta”. ¿Es esa la solución descolonizadora? ¿Son las acciones concertadas las que acabarán la crisis en Puerto Rico? Eso, sólo el tiempo lo dirá.

Todo se resume en quién inspira, quién da confianza y eso es lo que mueve a las masas a votar. Hace falta inspiración, pulcritud y liderarato. Algo distinto, como dice la gente en la calle.

Pero más que nada, hace falta acción. Las palabras bonitas emocionan, pero eso no te da comida. Hace falta inspiración, pero no te resuelve la falta de un plan médico que sirva, ni te da cuido para los hijos para que las madres solteras puedan estudiar o trabajar.

Aquí lo que hace falta es liderato. Resta por ver si lo que dijo Rubén Berríos Martínez se cumple.

Resta por ver si se desarrollan acciones concertadas entre el PIP,  el Movimiento Victoria Ciudadana y otros sectores.que trazen de objetivo conseguir el poder político en el 2024.

Al final de cuentas, como dijo Berríos Martínez,  hay que “forzar a los Estados Unidos a reconocer su obligación descolonizadora”.

Veremos que pasa de aquí al 2024.

 

Continuar leyendo
Pulsar para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: