Connect with us

PUERTO RICO

Sin fondos retorna subsidio salarial a Agricultura

La devolución se efectuó a través de una orden administrativa de Desarrollo Económico, que delega en Agricultura la administración y reglamentación del programa

Ramón González Beiró, secretario del Departamento de Agricultura

Por Miguel Díaz Román
Especial para EyBoricua.Com

San Juan, 8 de julio de 2021 – El Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC) devolvió al Departamento de Agricultura (DA) el programa de subsidio salarial agrícola sin especificar el monto de fondos que tendrá asignado y a pesar de que el pasado cuatrienio la agencia perdió la dirección del programa y por orden de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) fue anulado el criterio de hora trabajada para conceder la ayuda y sustituido por el monto de producción de las fincas agrícolas.

La devolución del programa se efectuó el pasado 1 de julio a través de una orden administrativa que firmó el secretario del DDEC, Manuel Cidre, la cual delega en el DA la administración y reglamentación del programa, lo que representa el primer paso para que el secretario de Agricultura, Ramón González Beiró, cumpla su promesa de recuperar la dirección del programa y rehabilitar el criterio de hora trabajada para conceder la ayuda. 

La orden también devuelve al DA el llamado bono anual que es un incentivo de entre $200 y $300 que se distribuye en navidad a los empleados agrícolas con más de 200 horas trabajadas. Tanto el programa de subsidio salarial agrícola, el bono anual y otros incentivos agrícolas fueron transferidos al DDEC tras la aprobación de la Ley 60 del 2019 que creo el Código de Incentivos de Puerto Rico. El DDEC mide la efectividad de los incentivos y aprueba que el DA conceda las ayudas a los agricultores.

A pesar de que el traspaso de ambos programas al DA es un logro para el secretario González Beiró, hasta ahora el funcionario no ha anunciado oficialmente la decisión del DDEC. De acuerdo con una fuente del DA, el silencio de parte del secretario obedece a que aún no se han identificado la fuente de dónde se originarán los fondos. 

La fuente indicó que en el presupuesto del DA para el presente año fiscal, que comenzó el pasado 1 de julio, persiste un recorte de $59 millones determinado por la JSF en los fondos asignados a la Administración para el Desarrollo Empresarial Agropecuario (ADEA), que es la entidad que provee los incentivos a los agricultores, incluyendo el subsidio salarial agrícola y el bono anual.

De hecho, la orden administrativa emitida por Cidre sostiene que el presupuesto del programa de subsidio salarial y para el bono anual será aquella “partida que asigne el presupuesto del Fondo General”.

El programa de subsidio salarial llegó a tener asignados hasta $33 millones al comienzo del pasado cuatrienio, pero tras la aprobación del Código de Incentivos, la JSF redujo su presupuesto a $15 millones.

La orden administrativa firmada por Cidre no menciona si la nueva determinación se efectuó en consulta y con el aval de la JSF, que respaldó el criterio de producción luego de que un estudio realizado por una entidad privada contratada por el DDEC, concluyó que el subsidio salarial agrícola era la ayuda concedida por el gobierno al sector privado con la menor capacidad de retorno en actividad económica. Según ese estudio, por cada dólar invertido por el gobierno en el programa de subsidio salarial agrícola, solo 19 centavos retornaban en actividad económica. 

El retorno al DA del programa de subsidio salarial agrícola fue un sonoro reclamo realizado el pasado cuatrienio por el presidente de la Asociación de Agricultores, Héctor Cordero, quien sostuvo que la sustitución del criterio de hora trabajada por el criterio de producción, afectó a miles de pequeños agricultores y alentó el cierre de cientos de fincas agrícolas que, además, habían sido seriamente afectadas por el huracán María. 

Cordero reconoció que la devolución del programa de subsidio salarial agrícola al DA “es una victoria a medias porque aún falta identificar la partida de fondos para el programa”. Cordero reveló que la devolución del programa se logró gracias a que la AA promovió la inclusión de un lenguaje en la Ley 60 que reconocía al DA como la agencia con el conocimiento para conceder y modificar los incentivos agrícolas.

El presidente de la AA sostuvo que espera que el gobernador Pedro Pierluisi pueda mover partidas de otras agencias para satisfacer los fondos que necesita ADEA. “Al menos necesitamos $5 o $6 millones para subsidio salarial y estimular que más personas se sumen a trabajar en la cosecha de café entre julio y septiembre”, dijo Cordero.

Ayer, en una entrevista realizada en un programa de radio, el secretario González Beiró indicó que a partir del 15 de julio se comenzarán a distribuir las solicitudes para que los agricultores reclamen incentivos. El secretario dijo que “hemos rehecho los incentivos y ahora los incentivos estarán enfocados en duplicar la producción agrícola”

“Los incentivos estarán enfocados en duplicar la producción. Para mí la prioridad es aumentar la producción agrícola para que en cuatro años la producción haya aumentado a $1,000 millones”, dijo González Beiró.

No obstante, el secretario no aclaró si se refería a que el subsidio salarial agrícola mantendrá el criterio de producción o retornará el criterio de hora trabajada. Tampoco aclaró qué cambios se efectuarán en los incentivos para el alquiler de maquinaria por parte de agricultores y en el programa de incentivos por inversión, que garantiza una ayuda de 50 % para un proyecto agrícola.

González Beiró tampoco aclaró de dónde surgirán los fondos para subsanar el recorte de $59 millones en ADEA.

Pero el exsecretario de Agricultura, Carlos Flores, indicó que tras la probación del presupuesto para el presente año fiscal, “no hay manera que la Legislatura pueda cambiar lo que ya fue aprobado en el presupuesto. Sin en el DA están esperando que la Legislatura consiga los fondos están perdiendo el tiempo”.

Flores sostuvo que los cambios al presupuesto se debieron promover desde que comenzó el 2021 y en consulta con la JSF. “Esos cambios en el presupuesto se debieron hacer desde muy temprano con información sobre lo que se quería hacer, con tablas y estadísticas. Pero esperar ahora para conseguir los chavos no es real. No es real esperar que el gobernador pueda mover partidas entre agencias. No hay una sola agencia con un superávit presupuestario para que el gobernador pueda sacar de allí fondos y moverlos a otra agencia”, indicó. 

Explicó que escuchó que el gobernador habría movido al DA unos $60 millones de fondos federales de los programas para enfrentar la pandemia. “Me dijeron que eso no será posible porque el gobernador no fue debidamente asesorado y porque esos fondos no son discrecionales”, concluyó Flores.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: