Connect with us

PUERTO RICO

Plata para Puerto Rico en el basket panamericano

El baloncesto nacional vuelve a brillar en los Juegos Panamericanos

Benito Santiago de Puerto Rico en la final de baloncesto contra Argentina este domingo, durante la final de baloncesto masculino, entre Argentina y Puerto Rico, en los Juegos Panamericanos Lima 2019, en Lima (Perú). EFE/ Paolo Aguilar

Por EyBoricua.com

El baloncesto nacional vuelve a brillar en los Juegos Panamericanos. El quinteto de Puerto Rico regresó al podio panamericano con medalla de plata este domingo en el coliseo Eduardo Didós, tras quedar fuera del medallero en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015. 

El combinado nacional celebra como si fuera oro, a pesar de que hayan perdido 84-66 contra el equipo de Argentina.

“No salimos con el oro, pero luchamos todo el torneo. Estamos orgulloso por terminar segundo. Yo sé que en la isla esta pasando por algo muy serio y lo hicimos para ellos”, dijo el medallista de plata Emmanuel Andújar. 

Puerto Rico luchó su medalla. Llegó hasta el escenario más importante con el equipo invicto Argentina. Su camino no fue fácil aún así pudieron darle la batalla. Los parciales del equipo fueron 18-27, 12-13, 20-20 y 16-24. 

“Confiamos en cada uno de nosotros. Este último juego fue duro de verdad. Argentina es top 5 en el mundo. De esto se aprende y seguiremos trabajando”, expresó por su parte Iván Gandía. 

Medalla de plata para el equipo de baloncesto masculino. (COPUR)

Los mejores anotadores por el equipo de Puerto Rico fueron Devon Coller con 19 puntos, Benito Santigo Jr. Aportó 12 y Derek Reese sumó 11 tantos. 

Es la segunda vez que Argentina gana la medalla dorada en los Panamericanos, después de que lo hiciese por primera vez en 1995 como anfitrión de los Juegos que organizó en Mar de Plata.

Puerto Rico, por su parte, no pudo repetir el oro de Guadalajara 2011 pero sumó una nueva medalla para un equipo acostumbrado a estar en el podio de los Panamericanos.

Los argentinos se subieron en esta ocasión a lo más alto del podio con un prometedor equipo que sueña con tomar el testigo de la “generación dorada” del baloncesto argentino.

Ahí sigue el incombustible pívot Luis Scola, máximo anotador de la final con 28 puntazos, pero también un imperial Facundo Campazzo, que llevó la batuta de este recital y acumuló 10 puntos y 12 asistencias.

La Albiceleste no estaba dispuesta a arriesgar un oro del que se creía dueña prácticamente desde antes de comenzar la competición por el nivel del equipo que traía a estos Panamericanos, que es el mismo que jugará el Mundial.

Así, en apenas dos minutos hizo un parcial de 0-12 que ponía desde el inicio la final muy a su favor. Era la misma estrategia que ya le había dado éxito en su primer partido de este torneo ante Uruguay (102-65) y contra Estados Unidos en la semifinal (114-75).

Al principio a los puertorriqueños se les hizo pequeño el aro y todos sus tiros rebotaban en el metal hasta que después de más de tres minutos y medio de juego se dio la primera anotación de los caribeños con un 2+1 de Collier.

Por momentos los argentinos parecían bailar a sus rivales al mover el balón de un lado a otro en la zona exterior ante la frustración de los boricuas.
Esa rabia acumulada la sacó a relucir el escolta Benito Santiago Jr. en una de las pocas veces que Puerto Rico tomó desprevenida a la defensa argentina para primero machacar el aro y gritar ese mate delante de la cara de Campazzo.

Luego el mismo puertorriqueño, que antes fue jugador de béisbol, se lució con un triple y seguidamente sumó dos tiros libres que acortaron la desventaja a seis puntos (18-24).

En el segundo cuarto, Argentina recuperó el colchón y llegó al descanso sin contratiempos (30-40) para evitarse complicaciones en la segunda mitad, gracias a unos entonados Campazzo y Laprovittola, los dos jugadores del Real Madrid que demostraron que son compatibles jugando en el mismo quinteto.

La renta de Argentina se estiró hasta las dieciséis unidades (36-52) en el tercer cuarto para dejar casi sentenciada la victoria del equipo sudamericano, que no peligró en ningún momento.

Ya con todo decidido, el público celebró por lo alto un triple de Scola que llevó la diferencia a casi veinte puntos (57-76), un anticipo de la celebración albiceleste que coparía el pabellón al terminar el encuentro.

El pívot de 39 años, medallista de oro en Atenas 2004, y Campazzo, que en el calentamiento había anotado un triple de espaldas, aprovecharon el último cuarto para redondear su gran noche, la primera de la que puede ser una nueva próspera etapa del baloncesto argentino.

Un poco de historia 

Lima 2019 fue su decimosexta participación panamericana, ganando medallas en 11 ocasiones, con 2 de oro, 5 de plata y 4 de bronce.

Ganaron oro en la edición de Guadalajara 2011 con Flor Meléndez de dirigente, siendo su primer oro en 1991 en La Habana, Cuba con el piloto Raymond Dalmau. Las únicas ocasiones que han estado fuera de las medallas fueron en Winnipeg 1967, Caracas 1983, Mar del Plata en 1995 y Toronto 2015. Lima 2019 se suma la sexta medalla de plata para ser la décima segunda ocasión en visitar el podio. 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: