Contáctenos

PUERTO RICO

Los retos principales de Puerto Rico en 2022

La quiebra, la corrupción gubernamental y el suministro eléctrico son algunos de los problemas que afronta la isla

Ángel Pérez, exalcalde del municipio de Guaynabo acusado de corrupción (Foto: Archivo)

San Juan, 29 de diciembre de 2021 (EFE) – La lucha contra la bancarrota de la isla, controlar la corrupción gubernamental y solucionar el problema del suministro eléctrico son algunos de los retos que afronta Puerto Rico el próximo año.

EVITAR LA QUIEBRA

Para salir de la bancarrota, el gobernador Pedro Pierluisi firmó en octubre el Plan de Ajuste de la Deuda, que estipula una reducción de la deuda pública de al menos $35,000 millones.

Sin embargo, todavía falta el visto bueno al plan de la Junta de Supervisión Fiscal, la entidad federal de control a la política de las finanzas públicas puertorriqueñas, que se muestra en desacuerdo con algunas de las últimas enmiendas realizadas.

FRENAR LA CORRUPCIÓN GUBERNAMENTAL

El problema de la corrupción gubernamental está muy arraigado en Puerto Rico y la continuación de las investigaciones del FBI es probable que destape nuevos casos de esquemas de sobornos, ya que la agencia ha asegurado que es solo el inicio.

A finales de este año, se realizaron dos importantes detenciones que sacudieron a los gobiernos municipales, la de los alcaldes de Guaynabo y Cataño, Ángel Pérez y Félix “El Cano” Delgado, que serán juzgados en 2022 por corrupción.

CONTENER LA PANDEMIA

A causa de la variante ómicron, los contagios se han descontrolado en la isla, batiendo cifras récord en la pandemia, y la tasa de positividad ha superado el 20%.

Puerto Rico deberá demostrar de nuevo su buena gestión de la pandemia y de la campaña de vacunación, que con alrededor del 80 % de la población apta con la pauta completa convierten a la isla en el territorio de Estados Unidos con mayor tasa de población inmunizada.

LA CRISIS DEL SUMINISTRO ELÉCTRICO

Los apagones y los altos precios de la luz son fuente de descontento entre la población puertorriqueña, que ve cómo la privatización del sector no ha dado los frutos que se esperaba y ha salido a las calles en protesta.

Desde el pasado 1 de junio, la compañía privada LUMA Energy ha tomado las riendas para la transmisión y distribución del sistema eléctrico, pero no ha logrado solucionar el problema de los cortes de luz y además intenta subir la factura para el próximo año.

Continuar leyendo
Pulsar para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: