Connect with us

PUERTO RICO

Insisten hay que investigar porqué la AEE tardó en reparar Costa Sur

“Hay que investigar porqué se tardó tanto en reparar la unidad 5 de la Central Costa Sur que ya está operando. Todavía falta la unidad 6, que estará en octubre”

Aspecto de la sede de la estatal Autoridad de la Energía Eléctrica (AEE) en San Juan (P. Rico). EFE/Archivo

Por Miguel Díaz Román
Especial para EyBoricua.com

El representante de los consumidores ante la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Tomás Torres Placa, sostuvo que el Negociado de Energía (NE) debe investigar qué provocó la tardía reparación de la Central Costa Sur, que ya está generando 281 megavatios, y advirtió que aún el sistema eléctrico podría sufrir interrupciones de servicio si ocurren problemas de generación en algunas de las plantas que se mantienen produciendo energía.

“Hay que investigar porqué se tardó tanto en reparar la unidad 5 de la Central Costa Sur que ya está operando. Todavía falta la unidad 6, que estará en octubre. Pero aún con la activación de Costa Sur, la generación es un ‘issue’ si ocurriera una situación que sacara del sistema alguna de las plantas. El país se vería en una situación difícil, por eso es necesario investigar porqué se retrasó la reparación de Costa Sur”, dijo Torres Placa.

Según el portavoz de los consumidores ante la AEE, la fragilidad actual del sistema eléctrico también obedece a la vulnerabilidad del sistema de transmisión y distribución que necesita una inversión de hasta $20,000 millones y cuya debilidad quedó evidenciada en el colapso del servicio ocurrido durante la tormenta Isaías. 

Costa Sur resultó averiada durante el sismo de magnitud 6.4 ocurrido el 7 de enero pasado, que causó la perdida de 840 megavatios en el sistema eléctrico. Tras el colapso de la Central Costa Sur, el ex director ejecutivo de la AEE, José Ortiz, se inclinó por descartar la reparación de la central eléctrica, ubicada en Guayanilla, y propuso la construcción de una nueva planta generadora en San Juan.

Luego decidió evaluar los daños de Costa Costa Sur pero anticipó que su reparación tardaría un año, por lo que propuso alquilar a un costo de $70 millones mensuales unos generadores que producirían 500 megavatios, que es más de la mitad de la energía que dejó de producir Costa Sur.

El funcionario había indicado que necesitaba los generadores para suplir energía durante el pico de demanda en el verano y mientras se realizaban las reparaciones en Costa Sur y en la central Aguirre, que también resultó afectada por el sismo.

La propuesta de alquilar los generadores recibió un frío recibimiento y finalmente Ortiz anunció que desistió de esa alternativa porque, según dijo, la AEE podría generar 800 megavatios adicionales con las unidades auxiliares. Pero no fue hasta finales de mayo que se iniciaron los trabajos en Costa Sur tras una determinación del NE que asignó $25 millones.

Torres Placa sostuvo que las interrupciones de servicio que ocurrieron en julio, durante el paso de la tormenta Isaías, responden a la vulnerabilidad y debilidad del sistema de transmisión y distribución.

“El sistema de transmisión y distribución de energía requiere una masiva inversión de entre $15,000 y $20,000. Lo que se invirtió tras el huracán María fue para levantarlo y ponerlo a funcionar y no fue suficiente”, dijo Torres Placa.

Las expresiones de Torres Placa surgen en el contexto de el  AEE no pudo llegar a acuerdos para reducir 250 megavatios durante la temporada de consumo pico en el verano, entre junio y finales de agosto, con el fin de evitar el posible colapso del sistema y la incidencia de apagones, según lo ordenó el NE en un resolución emitida el pasado 22 de mayo y que puso de manifiesto el problema de generación eléctrica que existe en la isla.

La citada resolución sostiene que la AEE carece de capacidad para generar la electricidad necesaria para satisfacer los picos de consumo que ocurren en el verano.

Según la orden del Negociado, la reducción de 250 megavatios se lograría mediante “un trámite agresivo y expedito de negociación” de acuerdos con los clientes industriales y comerciales de alto consumo, para que durante los periodos picos, suspendieran el uso de energía de la AEE y la sustituyeran con sus plantas co-generadoras de emergencia. 

Pero tras varias solicitudes para que se propusiera la presentación de los acuerdos de reducción de consumo con las empresas privadas, la AEE informó el pasado 13 de agosto en una moción, que las empresas con equipo de co-generación o con plantas de emergencia solo era capaces de producir 154.85 megavatios y no los 250 megavatios que exigió el NE. 

La AEE indicó también que ya no era necesario reducir el consumo de las empresas, porque ya está pasando el periodo pico de demanda. Además, la corporación pública informó que era incapaz de identificar la reducción de consumo necesaria durante los periodos pico para que la AEE pueda satisfacer adecuadamente la demanda, porque carece de “la infraestructura para predecir con anticipación cuanta capacidad necesitará de un programa de respuesta de demanda”.

Según la moción, se identificaron 55 empresas de alto consumo, de las cuales 25 eran capaces de generar 154.85 megavatios con sus propias plantas de emergencia o plantas de co-generación. De las restantes 30 empresas, 21 no poseen plantas de emergencia y 9 están en el proceso de cumplir con los permisos para establecer sus plantas de co-generación, con las que serían capaces de producir 16.60 megavatios. 

 De la moción también se desprende que las empresas expresaron preocupación por el alto costo que representa operar equipos de generación de emergencia y por las limitaciones impuestas por la Junta de Calidad Ambiental. Según el documento, las empresas con plantas de emergencia podrían estar horas o días desconectadas de la AEE, mientras las que poseen plantas co-generadoras podrían permanecer desconectados hasta dos semanas.

En la moción la AEE le recomendó al NE continuar con los trabajos para establecer unas medidas para controlar la demanda de electricidad y solicitar que la ciudadanía exprese los tipo de incentivos que favorecería para reducir su consumo de energía.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: