Connect with us

PUERTO RICO

Federales investigan evasión del arbitrio contra vehículos de motor

La información recopilada por la pesquisa interna en el Departamento de Hacienda ha sido compartida con la fiscalía federal y con el FBI, para que se valúe la posibilidad de potenciales violaciones a las leyes federales, especialmente aquellas que regulan el intercambio de información por la internet con el fin de cometer fraude.

El secretario de Hacienda, Francisco Parés (izq.), no negó ni confirmó la pesquisa. Foto Miguel Díaz Román / EyBoricua.com

Por Miguel Díaz Román
Especial para EyBoricua.com

San Juan (4 de agosto de 2021) – La fiscalía federal y agentes de Negociado Federal de Investigaciones (FBI) realizan una investigación sobre la evasión del arbitrio contra vehículos de motor en Puerto Rico en la que está activamente cooperando el Departamento de Hacienda y que podría conllevar la radicación de cargos federales contra determinados concesionarios de autos en el país, según revelaron fuentes conocedoras de la pesquisa a EyBoricua.com.

El secretario de Hacienda, Francisco Parés, no negó ni confirmó la pesquisa federal, pero sí confirmó a este medio que actualmente en la agencia se realizan investigaciones internas sobre posibles casos de evasión contributiva en la industria de vehículos de motor, los cuales fueron detectados a través de la información recopilada por el Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI), la nueva plataforma digital del Departamento de Hacienda.

SURI fue establecido en el 2016 para agilizar la administración de impuestos y contribuciones, y desde el 2018 administra el arbitrio contra vehículos de motor.

De acuerdo con la fuente, la información recopilada por la pesquisa interna en Hacienda ha sido compartida con la fiscalía federal y con el FBI, para que se valúe la posibilidad de potenciales violaciones a las leyes federales, especialmente aquellas que regulan el intercambio de información por internet con el fin de cometer fraude.

De acuerdo con las fuentes de EyBoricua.com, algunos concesionarios de autos e importadores individuales han reducido el pago de arbitrio en hasta un 90%, presentado información falsa sobre el valor de los vehículos de motor que importan al país. Según una fuente, el esquema incluye autos, camiones, grúas, camiones, camiones de arrastre, vehículos de trabajo, botes y a los vehículos deportivos “Four Track” y “Can Am”.

Según otra fuente, la información fraudulenta la habrían introducido determinados concesionarios de autos a través de SURI con el objetivo de reducir sustancialmente el pago de arbitrios por la importación de vehículos nuevos y usados.

Parés confirmó que ha “concientizado” al fiscal federal Stephen Muldrow y a funcionarios de FBI “sobre nuestras operaciones impositivas (en Hacienda)” durante la participación de los funcionarios federales en el llamado Comité Anticorrupción, mejor conocido como el Grupo para la Prevención y Erradicación de la Corrupción, que fue creado el 2018 para impulsar medidas dirigidas a evitar la corrupción en el gobierno local.

Además de Parés, Muldrow y el director del FBI, (hasta poco tiempo atrás Rafael Riviere) el grupo está integrado por el gobernador Pedro Pierluisi, el secretario de Justicia, Domingo Emanuelli; la contralora Yesmín Valdivieso; la presidenta del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente, Nydia Cotto Vives; el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Alexis Torres; la inspectora general Ivelisse Torres y el comisionado de la Policía, Antonio López Figueroa.

“Yo he utilizado la oportunidad (de participar en el Comité Anticorrupción) para dejar saber cómo ellos (los funcionarios federales) me pueden ayudar en esta gestión de fiscalización”, indicó Parés en entrevista con EyBoricua.com.

Parés concedió la entrevista para reaccionar a una serie de artículos publicados por este medio sobre que la plataforma SURI padece unas alegadas deficiencias de programación, que han alentado la evasión contributiva en el pago de arbitrio contra vehículos de motor.

El secretario negó que la incidencia de evasión en el pago de arbitrio responda a deficiencias de SURI, y explicó que la nueva plataforma permite descubrir incongruencias y patrones de evasión que antes probablemente también ocurrían, pero que eran invisibles para la agencia.

Alega SURI permite visualizar la evasión

Aunque el secretario reconoció que SURI no es infalible y que se puede mejorar para robustecer la fiscalización del pago del arbitrio, indicó que la plataforma ha permitido visualizar la evasión porque el sistema acumula un registro histórico de la introducción de vehículos de motor, su valor y el arbitrio pagado, lo cual se puede contrastar con otras fuentes de información para detectar deficiencias y patrones de evasión.

“SURI es el cambio más significativo en la administración contributiva en décadas en Puerto Rico. SURI da mayor visibilidad (de las transacciones y del comportamiento de los importadores). Algunas personas hoy pueden creer que hay más incumplimientos que antes y es porque antes no se veía lo podía ocurrir. Por eso se trajo SURI, para mejorar el trabajo de fiscalización”, agregó el secretario.

Sin embargo, las fuentes sostienen que la evasión obedece a determinadas fallas de programación de SURI, cuyo costo superó los $50 millones, y a que la nueva plataforma redujo la intervención del agente de Rentas Internas en el registro de los vehículos, una responsabilidad que actualmente recae en los representantes de los concesionarios de autos y en los importadores individuales, quienes pueden acceder directamente a la plataforma para realizar el trámite desde sus celulares o computadores personales.

Las fuentes señalan que SURI limitó la intervención de los agentes de rentas internas a una mera revisión de los documentos digitales, luego de que el contribuyente introduce toda la información del artículo importado a la plataforma.

Parés asegura que la nueva plataforma redujo “dramáticamente” la interacción entre el agente de rentas internas y los contribuyentes y, además, suprimió el uso de documentos en papel y los sustituyó por los documentos digitales. Explicó que la reducción de la interacción con los contribuyentes concede más tiempo a los agentes de Rentas Internas para aumentar los esfuerzos de fiscalización.

“No hace sentido que la reducción de la interacción de persona a persona reduzca la efectividad de la fiscalización, porque el sistema actual permite una segregación de tareas entre más agentes para que se pueda revisar mejor una transacción. Yo no entiendo como eso no puede ser mejor que una persona (el agente) interactuando siempre con la misma persona (contribuyente)”, indicó el secretario.

De hecho, Parés sostuvo que la implementación de SURI y la aprobación de la Ley 257 del 2018, que reformó algunas áreas del Código de Rentas Internas, aumentó en 25% las declaraciones informativas que deben producir los contribuyentes, incluyendo los importadores, lo que facilita la fiscalización cruzada para detectar cambios que pudieran requerir una investigación más a fondo.

Agregó que el establecimiento de SURI y el aumento de las declaraciones informativas ha generado un alza en los recaudos en los arbitrios y el Impuesto de Ventas y Uso (IVU).

Investigan al sector privado por incongruencias 

El Secretario reveló que fue precisamente la información recopilada por el SURI lo que permitió detectar una serie de incongruencias en el comportamiento del sector privado que luego se convirtieron en auditorías y procesos de investigación en seis áreas.

“Yo pedí un informe sistematizado del comportamiento del sector privado y nos dimos cuenta de ciertas incongruencias”, explicó Parés.

Las seis áreas son los arbitrios contra vehículos de motor; los decretos de exención; los arbitrios contra el petróleo y sus derivados; el cobro y depósito del IVU; los informes de ingresos de los llamados influencers y el reporte y retención de contribuciones por parte de las compañías de construcción.

Las auditorías e investigaciones fueron anunciadas el pasado 19 de febrero.

Las fuentes han denunciado que un tipo de evasión en la plataforma SURI consiste en cambiar un dígito del llamado “VIN” o número de identificación del vehículo. Al cambiar un dígito al VIN, el sistema SURI no cancela la transacción, sino que abre una ventana para que el contribuyente introduzca de manera manual el valor de la unidad.

Alegadamente, este trámite ha permitido que determinados contribuyentes bajen el precio de sus autos para pagar hasta 90% menos del costo real del arbitrio.

Otra fuente de EyBoricua.com indicó que el acceso directo de los contribuyentes a SURI ha permitido el uso fraudulento del Código 0175, que concede una tasa contributiva de 10% a un tipo específico de camiones, en sustitución del Código 0174, que impone una tasa de 17% a los camiones de arrastre.

Sobre la denuncia del VIN, Parés indicó que el sistema que existía antes de SURI se comportaba de manera similar y reiteró que la plataforma no es perfecta y puede mejorar. Agregó que los agentes de rentas internas siempre tienen la opción de detener la transacción si tienen dudas sobre el valor de un auto o ante el posible uso ilegal del código 0175, con el objetivo de examinar más fondo la documentación y verificar su información.

El secretario sostuvo que ambas denuncias demuestran la necesidad de impartir más orientación a los agentes sobre la efectividad que puede brindar SURI si es usado debidamente.

“La lección que llevo de esta entrevista es que debemos seguir llevando el mensaje de que con SURI la fiscalización es más fácil y la expectativa es que fiscalicen más y no menos. Ahora tenemos un mejor sistema que el antes del 2016”

Francisco Parés, secretario de Hacienda

Las fuentes también denunciaron que aunque durante la pandemia continuó la llegada de importaciones, Hacienda suspendió las tasaciones de autos, una gestión que realizan los agentes para asignar el precio a los vehículos importados. Según las fuentes, la suspensión de las tasaciones estimuló la evasión porque los contribuyentes bajaron el precio de los autos para pagar menos arbitrios.

Modificaciones durante la pandemia

El subsecretario de Hacienda, Ángel Pantoja, reconoció que las operaciones de fiscalización fueron modificadas durante la pandemia, pero aclaró que nunca se emitió una orden para paralizar las tasaciones. Parés añadió que durante la pandemia las tasaciones pudieron modificarse “pero nunca fueron suspendidas”.

“Las tasaciones son fundamentales”, advirtió.

Las fuentes sostienen que junto con la evasión en vehículos de motor se ha registrado un alza en la incidencia de números de Seguro Social falsos en el trámite de autos importados, lo que coincide con la incapacidad de SURI para detectar la veracidad de ese método de identificación.

“La revisión de Seguro Social no es algo que el sistema puede hacer porque esa información es de (la administración) del Seguro Social”, indicó el secretario, quien reiteró que “SURI no da más oportunidad para la evasión y todo incumplimiento no es evasión”.

El Secretario reiteró que SURI es una herramienta que aumenta la capacidad de fiscalización y que su establecimiento en el 2016 ha significado un cambio drástico en la cultura organizacional de la agencia. Desde el 2018 el arbitrio contra los vehículos de motor es administrado a través de la plataforma SURI.

“Adaptarse a la nueva cultura organizacional toma tiempo. Nosotros lo sabíamos. En Arbitrios lleva dos años, que es muy poco tiempo. Yo no pretendo que se piense que el sistema es perfecto, pero no es razonable que se diga que hay menos fiscalización porque hay menos contacto con los contribuyentes. La fiscalización se puede hacer de forma digital y el mejoramiento es continuo”, concluyó Parés.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: