Connect with us

PUERTO RICO

El FBI detiene al séptimo acusado del caso de la exsecretaria Jualia Keleher

San Juan, 12 ago (EFE News) – El Negociado de Investigaciones Federales (FBI, en inglés) arrestó este miércoles al séptimo acusado en el caso de la exsecretaria de Educación Julia Keleher y la exdirectora de la Administración de Seguros de Salud (ASES) Ángela Ávila por un supuesto caso de corrupción gubernamental.

Medios locales informan de que el detenido es Aníbal Jover, un contable público autorizado propietario de una compañía y ex presidente del Colegio de CPAs.

Según informes de prensa, Jover fue llevado ante un magistrado y se declaró no culpable. El contable fue acusado de 14 cargos criminales emitidos por un Gran Jurado federal y se le impuso una fianza de $250 mil.

La lista de arrestados del caso la completan la propia Julia Keleher y Ángela Ávila, a las que se suman el exasesor del gobierno Alberto Velázquez Piñol y el contratista Fernando Scherrer Caillet.

La lista se cierra con las hermanas Mayra y Glenda Ponce.

Un gran jurado emitió 32 cargos el pasado 9 de julio contra Keleher, Ávila, Piñol y Scherrer por, en concreto, conspirar para cometer fraude, robo, fraude electrónico, lavado de dinero y conspiración para lavado de dinero.

La investigación establece que Jover, presidente de Intelligent Grant Solutions, le pagó al subcontratista Alberto Velázquez para que le consiguiera contratos con ASES.

Las hermanas Ponce ya se han declararon culpable, tras reconocer Glenda que utilizó su cargo cercano a Keleher para darle información a su hermana Mayra para que su compañía, Colón & Ponce, recibiera un contrato del Departamento de Educación.

Según la acusación, el fraude en la contratación del Departamento de Educación superaría los $13 millones, a lo que hay que sumar otros $2.5 millones en ASES.

Keleher fue acusada el pasado mes de enero de nueve cargos por participar en un esquema de soborno y conspiración para cometer fraude.

Los cargos contra Keleher incluyen conspiración por fraude por privar a alguien del derecho a recibir los servicios con honestidad, seis por fraude electrónico, uno por soborno y el noveno por pago de soborno.

El pliego presume que el propósito de la conspiración de Keller, en su uso de poder oficial como secretaria de Educación, era enriquecerse al solicitar y aceptar artículos de valor a cambio de otros, y que otros se enriquecieran al obtener privilegios de la exfuncionaria.

Keleher había sido además acusada en julio pasado por un gran jurado federal junto a otras cinco personas por 32 cargos relacionados a un esquema de fraude electrónico, conspiración para cometer fraude electrónico, lavado de dinero y conspiración para el lavado de dinero por poco más de 15 millones de dólares. 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: