Connect with us

NEGOCIOS

Reabren los centros comerciales en Puerto Rico tras once semanas

La asistencia distó mucho de ser masiva en unos casos por temor al virus, en otros porque les resultaba complejo el uso de una aplicación para poder entrar y otros por falta de posibilidades

Un trabajador rocía desinfectante este lunes a unos clientes durante su ingreso a una tienda en el centro comercial Plaza Las Américas, en San Juan (Puerto Rico). EFE/Thais Llorca

San Juan, 1 jun (EFE News) – Tras once semanas cerrados por la pandemia del COVID-19, los principales centros comerciales de Puerto Rico, entre ellos Plaza Las Américas, el más grande del Caribe, reabrieron este lunes sus puertas en un estadio más de reapertura de la economía en medio del coronavirus.

La asistencia distó mucho de ser masiva en unos casos por temor al virus, en otros porque les resultaba complejo el uso de una aplicación para poder entrar y otros por falta de posibilidades.

A ello se une que no todos los comercios de los centros comerciales estaban abiertos y que muchos de los servicios que ofrecén habitualmente no estaban disponibles.

Otros centros comerciales que reabrieron este lunes en la zona de San Juan y cercanía, fueron el Mall of San Juan y San Patricio Plaza, en Guaynabo, municipio aledaño a la capital.

De los tres, Plaza Las Américas desarrolló una aplicación móvil para que el consumidor reservase su espacio de visita para un máximo de dos personas. Hoy a las diez de la mañana había en el centro más grande del caribe, un total de 1,600 personas.

TIENDAS Y RESTAURANTES AÚN CERRADOS

En Plaza Las Américas, al menos 100 de los 300 comercios que alberga, reabrieron este lunes, mientras que en el Mall of San Juan hicieron lo propio 60 de las 105 tiendas, y en San Patricio Plaza reabrieron al menos la mitad de sus 150 establecimientos.

De igual manera, no todos los restaurantes de los tres centros comerciales reabrieron, el servicio de aparcamiento personalizado tampoco existe ya, y cada tienda tiene una capacidad reducida de clientes.

Plaza Las Américas impuso dos tandas de horarios para comprar: el primero de entre nueve de la mañana y una de la tarde, y el segundo, de una de la tarde a cinco de la tarde.

Y en ambos horarios, según orden gubernamental, el centro comercial solo podía albergar el 25% de su capacidad.

TOMAN MEDIDAS DE SEGURIDAD PARA ENTRAR

De igual modo, todos los consumidores obligatoriamente tenían que tener puesta una mascarilla para entrar, se les tomaba la temperatura y debían usar higienizante de manos.

Y como medida de seguridad, en los centros comerciales cada consumidor tiene que seguir las medidas de distanciamiento físico, algo que les recuerda unas pegatinas en el suelo.

Erica Cruz, supervisora de una tienda de joyería de Plaza Las Américas dijo a EFE que para “mover la economía, pues sí estoy de acuerdo (con abrir), pero sabemos que es riesgoso para la salud”.

OTROS RECHAZAN EL PLAN DE REAPERTURA

No obstante, varias personas que acudieron a la reapertura de Plaza Las Américas desaprobaron su plan.

“Yo por lo menos no estoy de acuerdo”, aseguró a Efe María Cameron, quien llegó hasta el centro comercial porque tenía que acompañar a su hijo a que se comprara unas zapatillas para su trabajo.

Para Cameron, opinó que dicho centro comercial debió reabrir “como al menos a finales de julio o agosto”.

De igual manera, Christian Arroyo, un joven de cuarto año de escuela superior, apoyó a Cameron, al decir que no era momento de reabrir “porque todavía están surgiendo nuevos casos y en este lugar es un gran centro de contagio. Hay tener precaución”.

En el Mall of San Juan, mientras tanto, se creó un grupo especialista en desinfectar y desinfectar el centro comercial, según dijo a Efe Marnie Marquina, su gerente general.

OTROS FINIQUITAN ANTOJOS

Allí llegó hoy Elsie Zayas, una corredora de bienes raíces, quien dijo a Efe que quiso visitar el centro comercial, porque tenía antojos de almorzar algo que vendían en el lugar.

Zayas, a su vez, dijo estar de acuerdo con la reapertura de los centros comerciales y que no siente “ningún temor” en acudir a ellos, pues para eso toma medidas.

“Es responsabilidad de cada uno de nosotros, no del Gobierno. Lo que pasa es que no le podemos dejar todo al Gobierno. Cada uno es responsable por su salud. Yo me tengo que cuidar y cuidar a los demás”, afirmó.

OTROS NECESITAN TRABAJAR PARA GENERAR INGRESOS

Finalmente, el vicepresidente de operaciones de San Patricio Plaza, Miguel González, explicó a Efe que cada tienda limitará al 50% la cabida para atender público y los restaurantes la reducirán aún más, pues solo acomodarán al 25% de su capacidad.

“Estamos muy contentos de que el Gobierno nos ha otorgado la confianza de nuestro sector, de centros comerciales, de reabrir nuevamente a la comunidad”, resaltó González, quien dijo que el sector de estos establecimientos genera 130,000 empleos directos e indirectos en toda la isla.

“Sabemos la responsabilidad que eso trae y lo vamos a hacer de una manera disciplinada y siguiendo todos los protocolos habidos y por haber”, afirmó.

“La verdad es que la incertidumbre y ansiedad que tenían nuestros inquilinos por reabrir nuevamente era bien alta. Hay muchos que no han podido vender prácticamente nada en este tiempo. Tienen empleados, y son muchas familias que dependen”, puntualizó.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: