Connect with us

MUNDIALES

Medios pro-Trump alimentan desinformación en español

Un informe de la plataforma independiente EU Disinfo Lab, con sede en Bruselas, desvela las claves del nacimiento del digital Tierra Pura (Tierrapura.org)

Madrid, 10 feb (EFE) – En apenas 10 meses, una nueva web promovida desde Argentina por seguidores de Falun Gong partidarios de Donald Trump se ha consolidado como un importante foco de desinformación en español, que difunde en América Latina y España múltiples falsedades relacionadas con la pandemia y la política internacional.

Un informe de la plataforma independiente EU Disinfo Lab, con sede en Bruselas, desvela las claves del nacimiento del digital Tierra Pura (Tierrapura.org), su rápido crecimiento durante la pandemia de covid-19, sus conexiones con medios especializados en manipular la verdad, y su éxito en la propagación de falsedades sobre el coronavirus y todo tipo de teorías conspirativas.

En su documentado y extenso informe, esta ONG expone las conexiones de Tierra Pura con seguidores de Falun Gong, el grupo budista perseguido en China cuyo objetivo declarado es que caiga el Gobierno de este país, y detalla cómo el nuevo digital que opera desde Argentina distribuye en español y portugués los contenidos del grupo de medios creado en torno a The Epoch Times, un reconocido actor en el campo de la desinformación.

EU DisinfoLab destaca que el caso de Tierra Pura ilustra cómo, frente a la desinformación de regímenes autoritarios, algunos se ven tentados también a desinformar, en una escalada que pone en peligro los hechos y socava la sociedad civil. Además, muestra el uso por desinformadores de “medios alternativos” presentados como periodismo “real” sin “censura” para buscar legitimidad evitando la transparencia.

EPOCH GROUP: DE LAS DENUNCIAS SOBRE CHINA A LA CAMPAÑA DE TRUMP

The Epoch Times fue creado en 2000 en EEUU como reacción a la persecución en China de Falun Gong y, en los últimos años, se ha convertido en portavoz de los postulados de Donald Trump y ha difundido los contenidos falsos y las teorías de la conspiración que comparten los sectores más ultraderechistas de EEUU, según han destacado investigaciones de medios como The New York Times o NBC News.

La ONG Global Disinformation Index (GDI) también ha identificado a The Epoch Times como una fuente importante de desinformación, con 7,9 millones de visitantes al mes solo en su web principal, y en 2019 Facebook le prohibió comprar anuncios y adoptó medidas contra una red de más de 900 páginas, grupos y cuentas asociadas a “The Beauty of Life” (TheBL), supuestamente una rama del Epoch Media Group (EMG).

Fundado por John Tang, un seguidor de Falun Gong, The Epoch Times posee una veintena de ediciones en distintos idiomas -en español es La Gran Época-, invirtió en 2019 más de 1,5 millones de dólares en anuncios a favor de Trump y, en el apogeo de su gasto publicitario, los vídeos del grupo, que incluye a New Tang Dynasty Television (NTD), alcanzaron los 3.000 millones de visitas.

Antes de que en 2016 apostara por volcarse en apoyo de Trump y su entorno ideológico, Epoch Media Group se caracterizaba por actuar, junto al grupo de danza tradicional Shen Yun, como una herramienta de divulgación del movimiento Falun Gong o Falun Dafa, liderado desde su nacimiento en 1992 por Li Hongzhi, quien definió en 2010 a The Epoch Times y la televisión digital NTD como “nuestros medios de comunicación”.

UN “BLOG DE NOTICIAS” DE VOLUNTARIOS QUE “NO RECIBE FINANCIACIÓN”

El informe de EU DisinfoLab pone de relieve que los contactos entre The Epoch Times y Tierrapura.org no se limitan al hecho de compartir contenidos. Tras destacar la opacidad de Tierra Pura sobre su financiación y la identidad de sus creadores, identifica como cara más visible de esta web a Liwei Fu, la presidenta de Falun Gong o Falun Dafa en Argentina.

Fundamentalmente descrita como periodista de investigación independiente especializada en China, Liwei Fu, que dirigió La Gran Época (edición en español de The Epoch Times) desde su creación en 2005 al menos hasta 2017, aparece a veces presentada en entrevistas y seminarios web como colaboradora o fundadora de Tierra Pura.

Su hija Meilin Klemann también ha sido entrevistada como representante de Tierra Pura y, según su propio perfil en LinkedIn, fue periodista de The Epoch Times en Alemania antes de encargarse en Buenos Aires de “Comunicaciones” en la Asociación Civil Estudio de Falun Dafa en Argentina.

Contactada por EFE, Meilin Klemann afirma que Tierra Pura no recibe financiación alguna “y nadie gana un sueldo” porque “no es una empresa”, sino “un blog de noticias”, donde “los colaboradores somos todos voluntarios de diferentes profesiones y países, coordinados entre nosotros para ofrecerle al público hispanoparlante información sin censura”.

“No tenemos ningún vínculo con Epoch Times ni con ningún otro medio u organización”, asegura Klemann, que se define como “una ocasional colaboradora de Tierra Pura, como casi todos los demás voluntarios”. 

Meilin Klemann argumenta asimismo en su respuesta a EFE que Tierra Pura apoya los “esfuerzos” de Trump porque, “como nosotros, es un ciudadano que valora la rectitud y los valores tradicionales y, como presidente de los EEUU, trató de fomentar esos valores en su país”. 

ANTIVACUNAS, NEGACIONISTAS Y TEÓRICOS DE LA CONSPIRACIÓN

La web de Tierra Pura (toma su nombre de una escuela budista muy popular en Asia Oriental) se volcó desde sus inicios en culpar del coronavirus al gobernante Partido Comunista Chino, hasta el punto de que en su propia cabecera se puede leer “COVID-19 es el Virus PCCh”. Incluso difunde la tesis de que estarán a salvo de esta enfermedad los países y ciudadanos que se distancien del régimen chino.

“Hay una cura para el virus del Partido Comunista Chino: decir no al PCCh”, proclamaba una publicación compartida con The Epoch Times, en la que se atribuía la elevada incidencia del virus en España a que su Gobierno mantiene relaciones amistosas con las autoridades chinas y se aseguraba que tres dirigentes del partido español Vox se habían recuperado de la enfermedad después de condenar enérgicamente ese régimen.

Entre las publicaciones más virales de Tierra Pura en Facebook se encuentran contenidos antivacunas y negacionistas de la covid-19 ya desmontados por verificadores independientes junto a falsedades favorables a Trump, como acusaciones de fraude en las elecciones presidenciales o afirmaciones de que grupos ultraizquierdistas participaron en el asalto al Capitolio.

De hecho, los artículos más difundidos este enero van más allá del coronavirus (ámbito en el que acusan a China de haber diseñado el virus en un laboratorio al tiempo que minimizan la importancia de la pandemia) y fomentan las teorías conspirativas contra Bill Gates o las del movimiento QAnon, como que Occidente está controlado por un grupo de pedófilos satánicos.

Tierra Pura da voz además a un negacionista del virus y propagador de teorías de la conspiración conocido en España, Rafael Palacios (Rafapal), que comparte en YouTube con Liwei Fu afirmaciones como que el presidente Joe Biden abusa sexualmente de niños chinos o que Satanás ha subido al trono de Cristo, en referencia a la actitud del papa sobre la homosexualidad.

UN AMPLIO ECOSISTEMA DE DESINFORMACIÓN

La investigación de EU DisinfoLab ha permitido comprobar que Tierra Pura forma parte de un ecosistema más amplio de desinformación, con continuas reediciones, menciones y contenidos compartidos entre unos y otros. 

La mayoría de webs que nutren de contenidos a Tierrapura.org mantienen vínculos reconocidos con la galaxia Epoch -o bien no reconocidos, como The Beauty of Life (TheBL) y su versión en español, Bles-, pero entre ellos también hay otros ajenos a la órbita de Falun Dafa que ya han sido identificados como difusores de desinformación: Breitbart, Natural News…

Panam Post, Altmedia.org.ar y la web española Eldiestro.es figuran, por su parte, entre las fuentes en español de Tierra Pura, que ha ampliado además en estos diez meses la repercusión de sus artículos a través de siete cuentas en diferentes redes sociales y aplicaciones de mensajería.

EU DisinfoLab considera que el caso de Tierra Pura muestra cómo la dimensión global de la pandemia permite que la información errónea y la desinformación atraviesen fronteras físicas y culturales para llegar a un público más amplio. Y también es un ejemplo de cómo un idioma común facilita la difusión de contenidos nocivos a otros países, incluso de otro continente, eludiendo responsabilidades.

En todo caso, la ONG advierte de que las conclusiones de su informe sobre esta web de desinformación vinculada a Falun Gong no deben utilizarse para tratar de evitar preguntas o legítimos debates acerca de la gestión de la pandemia de covid-19 que han hecho las autoridades chinas o para justificar determinadas formas de represión contra grupos específicos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: