Connect with us

AMBIENTE

Las emisiones de efecto invernadero caen en EE.UU. un 10% por la pandemia

Las emisiones de sector del transporte, el principal emisor de gases de efecto invernadero del país, se redujeron en 2020 un 14.7% con respecto a 2019, con fuertes caídas en el transporte por carretera y aéreo

Fotografía de archivo que muestra a una fábrica con la Torre One World Trade en el fondo, en Nueva York (EE.UU.). EPA/JUSTIN LANE/Archivo

Nueva York, 12 dic (EFE) – Las emisiones de gases de efecto invernadero cayeron en un 10.3% en 2020 en Estados Unidos debido a la pandemia de la covid-19, permitiendo a la administración de Donald Trump, que renegó del acuerdo climático de París, cumplir paradójicamente los objetivos que marcaba sin buscarlo. 

Según un informe del Grupo Rhodium, con sede en Nueva York, las emisiones de la industria y el sector energético en Estados Unidos experimentaron una reducción anual que no se veía desde la II Guerra Mundial, debido al parón de la actividad económica al que ha obligado el coronavirus. 

Las emisiones de sector del transporte, el principal emisor de gases de efecto invernadero del país, se redujeron en 2020 un 14.7% con respecto a 2019, con fuertes caídas en el transporte por carretera y aéreo. 

El sector eléctrico experimentó una reducción de las emisiones de más del 10%, con una fuerte caída de la producción energética con carbón y el mayor rol del gas natural, que genera menos dióxido de carbono, pero emite metano, otro gas de efecto invernadero. 

La industria pesada estadounidense redujo sus emisiones un 7%, mientras que las emisiones vinculadas al consumo de energía de grandes edificios se redujeron un 6.2% por las medidas de confinamiento y cierre de oficinas y negocios por la pandemia. 

El informe considera que pese a la reducción, si Estados Unidos no toma medidas urgentes para volver a la senda del acuerdo de París sobre el cambio climático, el nivel de emisiones volverá a los niveles previos, sobre todo con la recuperación en el sector del transporte y la vuelta a la conducción, uno de los principales responsables de emisiones. 

Las emisiones de gases de efecto invernadero han ido reduciéndose en Estados Unidos desde 2005 gracias a la transición de la industria energética a fuentes limpias alternativas al carbón, pese a que Trump insistió desde su llegada al poder en 2017 en reavivar este sector, implantado en zonas rurales donde mantenía un gran caladero de votos. 

Trump decidió retirar a Estados Unidos del histórico Acuerdo de París, al que se sumó con casi dos centenares de Gobiernos durante la presidencia de Barack Obama, y pese a ello, y de manera provisional, el país norteamericano ha cumplido los objetivos marcados debido al parón económico de la pandemia. 

Obama se comprometió a reducir las emisiones un 17% con respecto a 2005 en 2020, pero la industria estadounidense ha rebajado sus emisiones un 21.5% por la pandemia con respecto a 2005. 

No obstante, estos datos no tienen en cuenta que Estados Unidos ha eliminado muchas regulaciones ambientales durante la presidencia de Trump y que una vez la actividad económica se recupere las emisiones aumentarán de nuevo. 

Además, esos datos no tienen en cuenta la extensión de los incendios en la costa oeste, que han aumentado las emisiones de dióxido de carbono en el último año.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: