Contáctenos

AMBIENTE

La NOAA señala al DRNA por fallar en detener la destrucción de manglares en Salinas

El informe federal, de 19 páginas, detalla en la página dos que la NOAA le recomendó al DRNA que estableciera un grupo de trabajo a los fines de coordinar la remoción de estructuras ilegales en la zona de Las Mareas y Camino El Indio

San Juan, 29 de marzo de 2022 (EFE) – Un informe de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés), fechado en el 2018, señala que el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) falló en su obligación ministerial de detener la destrucción de manglares en la Reserva Estuarina Bahía Jobos en Salinas.

Así lo detalló este martes en un comunicado de prensa la legisladora popular Gretchen Hau, al hacer público dicho informe titulado “Final Evaluation Findings, Jobos Bay National Estuarine Research Service February 2011 to 2017”, y publicado en octubre de 2018.

Dicho informe, según explicó Hau, señala específicamente que el DRNA falló en el cumplimiento de los requisitos programáticos relacionados al “Coastal Zone Management Act”, en vista de que la agencia dirigida por Rafael Machargo es comanejadora de dicha reserva, cuyos terrenos fueron adquiridos con fondos federales.

El informe federal, de 19 páginas, detalla en la página dos que la NOAA le recomendó al DRNA que estableciera un grupo de trabajo a los fines de coordinar la remoción de estructuras ilegales en la zona de Las Mareas y Camino El Indio.

En los pasados días, Machargo mencionó en algunos medios de prensa que presuntamente el DRNA contrató un bufete externo para que trabaje en el caso de las expropiaciones en Bahía Jobos.

No obstante, no será hasta mayo cuando alegadamente tomarían acción ante las construcciones ilegales en la zona.

En la página tres del documento, se le señala al DRNA que debe asegurarse de la remoción de las estructuras ilegales en la zona de Bahía Jobos y la restauración de los terrenos a su condición natural.

“Esta recomendación no se limita a las estructuras que funcionan como viviendas, sino también a los muelles, puertos, verjas, utilidades y pavimentación”, enfatiza la NOAA en su informe.

La NOAA señala además que como primer paso, a los tres meses de la emisión del documento -año 2018- el DRNA debió emitir un plan para la remoción de las estructuras y que debía estar culminado con resultados en 18 meses.

El plan tenía que incluir las previsiones para evitar que las invasiones se repitieran.

Incluso, la NOAA solicitó al DRNA un informe cada dos años de la situación de la zona, con detalles e incluso con fotografías aéreas, lo que la agencia no cumplió.

La Reserva Nacional de Bahía de Jobos es la segunda área estuarina más amplia de Puerto Rico.

Se extiende entre los municipios de Guayama y Salinas y sus terrenos fueron adquiridos por el DRNA en 1981, y tiempo después la región fue designada como Reserva Nacional por la NOAA. 

Continuar leyendo
Pulsar para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: