Connect with us

AMBIENTE

La compañía detrás del polémico oleoducto Keystone XL cancela su construcción

organizaciones ecologistas y grupos indígenas a ambos lados de la frontera se habían opuesto a la construcción

Toronto (Canadá), 9 jun (EFE) – La empresa canadiense TC Energy anunció este miércoles su decisión de cancelar definitivamente el polémico oleoducto Keystone XL, que debía conectar los yacimientos petrolíferos del oeste de Canadá con refinerías en Estados Unidos, tras la decisión del presidente estadounidense, Joe Biden, de revocar el permiso de construcción transfronterizo. 

TC Energy señaló en un comunicado que “tras una amplia revisión de sus opciones y en consulta con su socio, el Gobierno de Alberta (una de las provincias de Canadá), ha cancelado el proyecto de oleoducto Keystone XL”. 

La decisión se produce cinco meses después de que Biden revocara el permiso presidencial para que el controvertido oleoducto cruzara la frontera y que había sido concedido por su predecesor, Donald Trump. 

TC Energy había previsto que Keystone XL tuviera una longitud de 1.947 kilómetros para conectar los yacimientos de arenas bituminosas de Alberta, una de las mayores explotaciones petrolíferas del mundo, con la localidad estadounidense de Steele City, en Nebraska. 

El oleoducto estaba diseñado para transportar hasta 830,000 barriles de petróleo al día. Pero organizaciones ecologistas y grupos indígenas a ambos lados de la frontera se habían opuesto a la construcción. 

Biden canceló el proyecto en enero, nada más llegar a la Casa Blanca, porque Keystone XL permitiría poner en el mercado petróleo que hasta ahora no puede ser comercializado, lo que contribuiría a un mayor consumo de crudo cuando el mundo está intentado limitar el uso de combustibles fósiles para luchar la crisis climática. 

El año pasado, el Gobierno de Alberta decidió invertir $1,500 millones en Keystone XL, además de otorgar miles de millones de dólares en garantías para préstamos, para garantizar la construcción del proyecto. 

La cancelación supone que Alberta perderá unos $1,300 millones. 

El primer ministro de la provincia, Jason Kenney, afirmó en un comunicado que estar “defraudados y frustrados con las circunstancias del proyecto Keystone XL, incluida la cancelación del permiso presidencial”.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: