Contáctenos

AMBIENTE

Aves muertas en zonas afectadas por el derrame en Perú

Los animales fueron afectados por el derrame de crudo ocurrido el pasado 15 de enero desde la refinería La Pampill

(Foto: EFE/John Reyes)

Lima, 3 de febrero de 2022 (EFE) – Las autoridades ambientales de Perú siguen encontrando aves muertas cubiertas por petróleo en las playas e islas de Lima que fueron afectadas por el derrame de crudo ocurrido el pasado 15 de enero desde la refinería La Pampilla, que opera la petrolera Repsol, informó el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

“Contamos las aves que muestran alguna evidencia de empetrolamiento (sic), de manchas o completamente cubiertas de crudo, y llevamos un registro de estos hallazgos. También rescatamos a las que están gravemente afectadas por el petróleo y las llevamos al Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre del Perú, que ha habilitado una zona de atención veterinaria”, señaló este miércoles a Efe el investigador del Sernanp Roberto Gutiérrez.

El Sernanp informó que realiza un monitoreo diario en Islotes Pescadores, una reserva nacional que ha sido una de las zonas más castigadas por el desastre medioambiental, para registrar la afectación a la biodiversidad de esta área natural protegida ubicada en el distrito de Ancón, a 40 kilómetros de Lima.

Desde el pasado 18 de enero, el organismo encuentra una media de 10 aves muertas diarias en el islote, lo que suma un total de 170 de estos animales muertos a causa de la contaminación de las aguas por el derrame del crudo, cuyo magnitud real en la naturaleza están tratando de medir los expertos peruanos.

“Se trata de una medición muy grande que va a llevar mucho tiempo y es algo complejo, hay efectos del accidente que no son visibles ahora y lo serán después, sobre todo la presencia de metales pesados y toxinas en cuerpos de animales, ya que se está produciendo un envenenamiento de aves que están consumiendo agua y peces contaminados”, explicó Gutiérrez.

En ese sentido, el Sernanp constituyó como parte de su plan de acción para atender esta emergencia un equipo de rescate de especies de fauna silvestre en la zona afectada, que de manera diaria sale al campo y ha rescatado hasta el momento 22 aves marinas, entre piqueros, guanays y pingüinos, que ha trasladado hasta el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre para su atención veterinaria.

Otra de las especies afectadas por esta emergencia ambiental en los Islotes de Pescadores es la nutria marina, clasificada actualmente “en peligro” y cuya eventual muerte por efectos de la contaminación del petróleo podría provocar una “extinción local”, según alertó el organismo.

“Pero además de mamíferos y aves, la tragedia medioambiental afecta a crustáceos, artrópodos, conchas, almejas o erizos, por poner solo unos ejemplos, y falta estudiar cómo les ha impactado esto, tenemos que hacer un análisis integral para entender la magnitud real”, detalló Gutiérrez.

VISITA AL CENTRO DE CONTROL DE EMERGENCIA

Repsol informó que coordina las labores de limpieza del crudo desde un “centro de control de la emergencia” instalado en la refinería La Pampilla, desde donde el pasado 15 de enero se produjo el derrame de, al menos, 10,396 barriles de crudo, que se ha esparcido a lo largo de unos 50 kilómetros de costa, desde el distrito de Ventanilla, en la provincia limeña del Callao, hasta la ciudad de Chancay, en el norte del departamento de Lima.

En superficie, el crudo se ha extendido por 11.9 kilómetros cuadrados, entre playas y agua, según el último reporte ofrecido por las autoridades peruanas.

El centro de control fue visitado el martes por el entonces ministro del Ambiente de Perú, Rubén Ramírez, quien horas después fue reemplazado en el cargo por Wilber Supo, como parte de una remodelación del gabinete que hizo el presidente Pedro Castillo.

La petrolera señaló, en un comunicado, que durante la visita, Ramírez “pudo constatar los avances en el mar y el litoral que la empresa reportó”, y que desde ese lugar se trabaja “con empresas líderes mundiales contratadas por Repsol especializadas en contención de derrames de petróleo y trabajos de limpieza”.

Repsol también afirmó que colaborará con las autoridades de Perú para reabrir “lo antes posible” las actividades en La Pampilla, luego de que el Gobierno ordenara paralizar las actividades de carga y descarga de barcos petroleros.

La compañía informó durante el último fin de semana que el 35 % del petróleo ya ha sido recuperado en labores de limpieza del mar y de las playas, y que para potenciar estas acciones transportaría Perú equipos adicionales desde Estados Unidos, Finlandia, Brasil, Colombia y Emiratos Árabes Unidos.

Continuar leyendo
Pulsar para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: