Connect with us

AMBIENTE

Aguas Buenas prohíbe el uso del glifosato

logo Bayer AG
Foto logo Bayer AG

Por EyBoricua.com

El Municipio de Aguas Buenas aprobó por unanimidad la Ordenanza Núm. 19 Serie 2018-2019, presentada por el Legislador Municipal del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Velázquez Nieves, que prohíbe el uso del peligroso glifosato en el desyerbado de carreteras, orillas de quebradas, canales de riego y ríos, y cualquier terreno o suelo público.

El glifosato, usado originalmente como descalcificador para limpiar los depósitos minerales de los tubos en calderas y otros sistemas de agua caliente, fue patentizado luego, por la empresa Monsanto, como un herbicida.

Ante el aumento en su uso para el desyerbe de las orillas de carreteras municipales y estatales, y canales de riego, por parte del gobierno estatal, municipios y corporaciones públicas, legisladores y legisladoras municipales del PIP han sometido ordenanzas buscando prohibir el glifosato para proteger a las personas y al ambiente.

En el 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), entidad francesa adscrita a la Organización Mundial de la Salud (OMS), tras una extensa revisión de estudios sobre el glifosato, lo clasificó como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.

Sin embargo, la Agencia de Protección Ambiental Federal (EPA, por sus siglas en inglés) dijo hace unos días que los herbicidas a base de glifosato pueden usarse de manera segura, siguiendo las instrucciones en su etiqueta, y que no representan una amenaza carcinogénica.

Recientemente, un jurado federal declaró que el herbicida Round Up de la compañía Monsanto, cuyo ingrediente activo es el glifosato, contribuyó a que un ciudadano de California desarrollara cáncer. Esta es la segunda decisión judicial de un tribunal federal en California, en menos de un año, que ha determinado que el herbicida Round Up, causó un linfoma no Hodgking (LNH), un cáncer que afecta al sistema inmunológico. 

Monsanto, que es propiedad de la compañía farmacéutica alemana Bayer, afronta en Estados Unidos más de 9,000 juicios similares a los adjudicados en California.

El senador del PIP, Juan Dalmau Ramírez, sometió el Proyecto del Senado 130-2017, buscando que la prohibición del uso del glifosato en lugares públicos se establezca por ley estatal. A pesar de que recibió un Informe Positivo de la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales, el proyecto fue detenido, antes de llevarse a votación, por el senador Luis Berdiel quien logró que se retirara el informe y se devolviera a la Comisión.  Allí lleva seis meses sin que se tome acción sobre el mismo.

Bayer reacciona a decisión de la EPA

El Grupo Bayer emitió la siguiente declaración sobre la decisión provisional sobre la revisión de registro por parte de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) para volver a aprobar el uso del glifosato en los Estados Unidos. La decisión fue acompañada por comentarios públicos de la administradora auxiliar de la Oficina de Seguridad Química y Prevención de la Contaminación de la EPA, Alexandra Dunn, quien indicó: “no existe ningún riesgo para la salud pública por la aplicación de glifosato”.

“Aunque todavía estamos revisando la decisión provisional completa, es significativo que la EPA y otros reguladores expertos, que han evaluado el extenso cuerpo científico sobre los herbicidas a base de glifosato durante más de 40 años, continúen concluyendo que estos productos son seguros cuando se usan según las indicaciones, y que el glifosato no es cancerígeno. Bayer cree firmemente que la ciencia respalda la seguridad de los herbicidas a base de glifosato, que son algunos de los productos más estudiados de su tipo, y se complace de que los reguladores encargados de evaluar este extenso cuerpo de ciencia continúen llegando a conclusiones favorables”.

Como parte del anuncio, el administrador de la EPA, Andrew Wheeler, declaró que “la EPA no ha encontrado riesgos para la salud pública por los usos del glifosato actualmente registrados”.

Además, en una entrevista con The Des Moines Register, Dunn declaró: “Nuestros datos científicos disponibles no respaldan una relación de causa y efecto entre la exposición al glifosato y la enfermedad de Parkinson o el linfoma no Hodgkin”.

Dunn también señaló que el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) fue “la única agencia a nivel mundial que ha conectado el glifosato con el cáncer”.

En la decisión provisional de la EPA, la agencia también observó que su evaluación independiente sobre el cáncer es “más sólida” y “más transparente” que la revisión del IARC, que solo consideró un subconjunto de estudios publicados incluidos en la evaluación de la EPA y se alcanzó sin reuniones abiertas al público, proceso de comentarios públicos, o revisión por pares externos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *




Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: