Connect with us

COMUNIDAD

La realidad de las relaciones de pareja

Ante la ausencia de una oportuna educación sobre las relaciones de pareja esta información cursi e idealizada que difunden los medios de comunicación es la fuente de sabiduría principal en estos temas

Por Héctor Luis Coca Soto
Psicólogo licenciado 

Yo no sé ustedes, pero desde niño estoy escuchando la misma propaganda relacionada a las relaciones de pareja. Prendes la radio y las letras de las canciones populares hacen referencia más o menos a la misma propaganda relacionada con el amor romántico, la cual, en esencia, ha cambiado muy poco desde entonces. 

Que el amor está en el corazón y que uno no lo piensa cuando está enamorado, que nunca dejaré de amarte, las almas gemelas, amor a primera vista, que no se puede luchar contra la fuerza del amor y del corazón, no puedo vivir sin tí, esclavo del amor, morir de amor y muchas otras imágenes poéticas que nos presentan esa concepción idealizada e irreal del amor romántico.

Luego esa concepción es difundida por medio de las películas, novelas, canciones y los valores culturales en general. Aprendemos desde pequeños que esa concepción idealizada e irreal del amor romántico es la realidad de las relaciones de pareja. 

Ante la ausencia de una oportuna educación sobre las relaciones de pareja esta información cursi e idealizada que difunden los medios de comunicación es la fuente de sabiduría principal en estos temas. El problema que deriva de esa falsa concepción es comprobar que el desconocimiento sale caro, pues nuestro proceso de selección de pareja se basa en conceptos idealistas y poco racionales que a larga plazo tienen un alto costo emocional y económico. 

La realidad demográfica nos trae a la dura realidad: en Puerto Rico sobre el 50% de las parejas que se casan terminan en divorcio. En nuestra isla la familia “normal” es una mujer sin pareja viviendo con sus hijos, y no el concepto ideal de familia que se nos enseña. 

Dos reconocidos investigadores en el tema de las relaciones de pareja, John Gottman y Robert Sternberg, coinciden en que la supervivencia de una relación de pareja tiende a suceder debido a tres factores principales: compromiso, intimidad y pasión. 

Gottman añade el factor confianza. Pero cuando analizamos con detenimiento pudiéramos pensar que el factor confianza es resultado del nivel de compromiso en la relación. John Gottman es doctor en psicología e investigador en el tema de relaciones de pareja. El Dr. Robert Sternberg es profesor de Desarrollo Humano en la Universidad de Cornell, reconocido por su teoría de la “Tríada del Amor”. 

Tenemos compromiso cuando estamos decididos a lograr algo. Intimidad cuando estamos involucrados en la vida de la otra persona. Pasión cuando nos sentimos atraídos y a gusto con la sexualidad en la relación. 

Existe una tendencia a confundir amor con dependencia emocional. La búsqueda por sentir emociones “románticas” y no de cultivar una relación significativa con alguien es la base para la adicción en las relaciones. Son muchos los que están en esto, viviendo una relación desastrosa tras otra, en una afanosa búsqueda idealizada de vivir la sensación de estar “enamorados”.

Pero en realidad estamos ante un “cocktail” de nuestros propios químicos cerebrales que nos conducen a un estado de éxtasis y que incluye la activación de sustancias que viven en nuestro cuerpo y que nos provocan efectos analgésicos, antidepresivos y tranquilizantes. Todos ellos influenciados por el impulso sexual que crea la hormona “oxitocina”, según los trabajos de investigación de la antropóloga Helen Fisher. 

La naturaleza genera mucha intensidad en la actividad humana con el fin de garantizar la supervivencia de la especie, entre otros propósitos. No es cierto que perdemos el control cuando nos enamoramos. Es un impulso que se aprende a manejar como cualquier otro. Conocer a alguien debería ser un proceso gradual que parte de una amistad. Una relación saludable es el resultado de un estado emocional saludable en cada miembro de la pareja. 

Un error frecuente es seleccionar a la pareja por impulso. Esto suele ocurrir cuando uno de los miembros de la pareja o los dos presentan un historial de falta de afecto en la crianza, situaciones de abuso en la adultez y soledad. 

Si sientes que necesitas una relación, probablemente no deberías buscarla en ese momento, dicen los especialistas. Invierte en tí. Ten una vida individual saludable, atractiva para tí. Estando a gusto con tu vida sin pareja habrá llegado el momento de ir conociendo personas, sin prisa, y entonces hacer una mejor selección.

El autor es consultor en adiestramiento y manejo de la conducta con oficina en la Marginal Acuarela C-9 Guaynabo, PR 00969 (787) 430-9933 o (787) 410-2894

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook

Síguenos en Twitter

%d bloggers like this: